24 de noviembre de 2015 01:34 AM
Imprimir

El 70% de los productores vacunos trabajan en zona de secano

Años atrás pensar en el desarrollo de la zona del secano parecía bastante utópico, pero el corrimiento de las barreras productivas y el avance de la soja y otros cereales en las zonas húmedas, ha generado el fenómeno de la ganadería de zonas áridas.   Nuestro departamento es el principal referente de Mendoza en materia […]

Años atrás pensar en el desarrollo de la zona del secano parecía bastante utópico, pero el corrimiento de las barreras productivas y el avance de la soja y otros cereales en las zonas húmedas, ha generado el fenómeno de la ganadería de zonas áridas.

 

Nuestro departamento es el principal referente de Mendoza en materia del desarrollo ganadero, principalmente el bovino. Mientras antes estos campos estaban destinados casi en exclusiva al desarrollo del ganado caprino, en la actualidad el ganado bovino ha ganado mucho terreno.

 

Con el sur provincial como cabeza del avance de las “vacas” en zonas de secano, nuestro departamento muestra un fuerte desarrollo del secano. Son miles de hectáreas donde actualmente se cría ganado bovino, y según los números del cluster ganadero de Mendoza, el 70% de los animales se cría en zona de secano y el 27% se encuentra en zonas bajo riego, y el 3% restante en zonas mixtas.

 

Una de las cuestiones en las que se ve el avance es en las “obras” que se han hecho en estos puntos más alejados de la zona urbana. Según los planteos del cluster, el 70% de los campos destinados a la cría de ganado vacuno tiene cierre perimetral, y el 30% restante son “campos abiertos” a los que le falta desarrollo.

 

En lo que respecta a la provisión de agua, hay un 77% de los productores que tiene un “buen” acceso al agua, mientras que el 65% de los caminos ganaderos son “buenos”. Una “deuda pendiente” es el suministro de energía, ya que el 53% de los productores se abastece de energía a través de los “paneles solares”, y el resto recibe por red bifásica, monofinar o grupo electrógeno. En el mismo sentido, todavía falta mucha inversión en mangas, bretes, aguadas y corrales, ya que el 55% de los productores reconoce que tienen instalaciones “regulares” y “malas”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Diario San Rafael

Publicidad