24 de noviembre de 2015 01:59 AM
Imprimir

Macri aseguró que la Argentina se sumará a las negociaciones lideradas por Brasil para intentar firmar un Tratado de Libre de Comercio con Europa

Antes de fin de año debería realizarse el intercambio de ofertas.

El presidente electo argentino Mauricio Macri indicó hoy que su gobierno –que comenzará el próximo 10 de diciembre– se sumará a las negociaciones comerciales que está liderando Brasil con autoridades de la Unión Europea para intentar firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre el Mercosur y la UE-28.

 

“En lo que hace al Mercosur y su relación con la comunidad europea, creo que tenemos que darle vitalidad y recuperar la dinámica”, indicó hoy Macri en una conferencia de prensa ofrecida en la ciudad de Buenos Aires. “Cuanto más posibilidades tengamos de vender productos con trabajo de latinoamericanos, más oportunidades vamos a tener de progreso”, añadió.

 

Las autoridades brasileñas quieren que antes de fin de año se concrete el intercambio de ofertas de desgravaciones arancelarias entre ambos bloques para verificar si están dadas las condiciones de cerrar el acuerdo en 2016.

 

“Vemos con mucho interés que la negociación Mercosur-Unión Europea se pueda encauzar”, señaló el futuro jefe de Gabinete del nuevo gobierno argentino Marcos Peña. “Sabemos que son días bastante críticos para ese tema y nos meteremos apenas podamos para ayudar en esa conversación”, añadió.

 

Las autoridades de los gobiernos de Brasil y Uruguay consideran una prioridad estratégica la realización de un TLC con Europa para intentar evitar que las exportaciones de alimentos a ese mercado pierdan competitividad ante una eventual puesta en marcha del Acuerdo Transatlántico entre EE.UU. y la UE-28.

 

Los negociadores de Brasil y Uruguay, si bien se preparaban inicialmente para excluir a la Argentina de las negociaciones –frente a los constantes obstáculos presentados por funcionarios kirchneristas–, finalmente aceptaron extender el plazo de negociación apostando a que todo será más fácil con el nuevo gobierno argentino que asumirá en diciembre próximo.

 

A comienzos de agosto pasado el canciller uruguayo Nin Novoa comentó que “un TLC establece que por lo menos debe haber un 90% de los bienes y servicios que se negocian entre los bloques o países liberalizados. Pero si en el 10% (protegido) propuesto por Europa está todo el tema agrícola, al Mercosur eso no le sirve”.

 

En cuanto a los derechos de exportación, Macri indicó que “lo que nos hemos comprometido con el campo va a empezar a funcionar desde el primer día (de gobierno). Queremos que todos los puedan se pongan a sembrar y a producir, porque eso justamente va a generar trabajo y devolver la dinámica a la Argentina”.

 

La plataforma agropecuaria del Frente Cambiemos contempla la eliminación de las trabas a la exportaciones agropecuarias (licencias denominadas ROE expedidas por la Ucesci) y de las retenciones al trigo, cebada, sorgo, maíz, girasol y productos de la economías regionales, mientras que en el caso de la soja contempla la reducción paulatina del derecho de exportación a razón de cinco puntos por año (lo que implicaría en 2016 sería de 30% versus 35% en la actualidad).

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Valor Soja

Publicidad