24 de noviembre de 2015 12:49 PM
Imprimir

Estrategias para el control de Newcastle. Epidemiología

Por Pedro Villegas, MVZ, MS, Ph.D. University of Georgia, College of Veterinary Medicine Athens, Georgia , EEUU

ETIOLOGÍA

El virus de la enfermedad de Newcastle está actualmente clasificado en la familia Paramyxoviridae, subfamilia Paramyxovirinae, género Avulavirus, separándolo del género Rubulavirus donde estaba clasificado anteriormente. Se reconocen 9 serotipos de Paramixovirus aviares, donde el virus del Newcastle pertenece al serotipo 1.

Los demás serotipos se identifican con las letras APMV (Avian paramyxovirus en Inglés), designación originada cuando estos virus estaban clasificados en el género Paramyxovirus.

Todos los virus de la enfermedad de Newcastle pertenecen a un solo serotipo

newcastle1

Imagen 1. Virus sincitial respiratorio (Paramyxoviridae)

SE RECONOCEN CINCO PATOTIPOS DE LA ENFERMEDAD DE NEWCASTLE

  • VELOGÉNICO VISCEROTRÓPICO, forma aguda, letal, con hemorragias en el intestino.
  • VELOGÉNICO NEUROTRÓPICO, también agudo y letal, con signos respiratorios y nerviosos.
  • MESOGÉNICO, menos patógeno, causando mortalidad en aves jóvenes principalmente.
  • LENTOGÉNICO, forma suave, con signo respiratorio similar al causado por las vacunas a virus vivo (cepas B1, La Sota)
  • ASINTOMÁTICO, algunas cepas que tienen predilección por el tracto intestinal sobre el respiratorio, como la cepa Queensland V4 de Australia, la Ulster de Irlanda del Norte y la VG/GA de Estados Unidos

 

TRANSMISIÓN

El virus de la Enfermedad de Newcastle -EN- es eliminado a través de los tractos respiratorio e intestinal y es transmitido a otras aves por aerosol o por la ingestión de partículas virales presentes en las heces y en la cama de las aves. El virus también se puede transmitir por contacto directo con aves infectadas, objetos y personal contaminado, alimento, etc.

 

El período de incubación del virus de la EN varía de 3 a 8 días. La sintomatología clínica cambia dependiendo de factores tales como tipo de virus, dosis, plan de vacunación y tipo de vacunas, estado inmunitario de las aves, etc.

 

El virus de la Enfermedad de Newcastle puede estar presente en la cama de las aves

 

 

FORMAS CLÍNICAS

 

  • INFECCIÓN CON VIRUS DE BAJA VIRULENCIA.

Ésta es una condición de tipo respiratorio con diseminación rápida, disnea y lesiones en el sistema respiratorio, incluyendo los sacos aéreos. Causa una reducción de los parámetros productivos de las aves y un aumento en los porcentajes de descartes en el matadero. Las cepas de virus aisladas de estos casos son similares a las cepas vacunales utilizadas en la prevención del Newcastle.

 

 

  • INFECCIÓN CON VIRUS VIRULENTOS.

Forma viscerotrópica: Se observa conjuntivitis, disnea, inflamación alrededor de los ojos, diarrea, depresión severa y muerte. Es posible observar signos nerviosos en los estadios finales de la enfermedad.

 

Forma neurotrópica: Se observan temblores nerviosos de la cabeza, tortícolis, parálisis de las alas o de las patas, en ocasiones se puede observar conjuntivitis y disnea. Las aves mueren debido a su incapacidad de alcanzar el agua y el alimento.

 

En ambas formas de la enfermedad, en las aves adultas en producción se observa una baja de la puesta, huevos deformes con cáscaras débiles o sin pigmento en las líneas de huevos de color. La mortalidad en las aves jóvenes puede alcanzar el 100%.

 

 

DIAGNÓSTICO

Las lesiones macroscópicas de la forma velogénica son en cierta forma similares a las producidas por el virus de influenza aviar, por lo tanto, es indispensable diferenciar las dos enfermedades mediante pruebas de laboratorio.

 

 El diagnóstico definitivo requiere del aislamiento del virus en embriones de pollo

 

La capacidad de hemoaglutinación de los glóbulos rojos de pollo y la respectiva inhibición de la hemoaglutinación con antisuero específico contra Newcastle permite la identificación inicial del virus.

 

Una vez aislado el virus, se pueden utilizar pruebas moleculares rápidas para su identificación: La prueba de reacción en cadena por la polimerasa reversa permite identificar el virus y además clasificarlo como virus de alta o baja patogenicidad, como se indica más adelante.

 

newcastle2

 

Para leer el artículo “Newcastle epidemiología & estrategias de control” completo, visite www.avicultura.info

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: AgriNews

Publicidad