24 de noviembre de 2015 14:50 PM
Imprimir

¿Sabes cómo se distribuye la tierra cultivable en España en 2015?

La colza crece un 57% Fuerte caída de las superficies de garbanzaos y lentejas Incremento de los cultivos forrajeros

La Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos (ESYRCE) del año 2015 se ha realizado en todo el territorio nacional mediante observación directa, por técnicos especialistas, de las parcelas que conforman la muestra de la misma.

 

 

Los resultados de ESYRCE 2015 manifiestan en líneas generales una estabilidad de las superficies cultivadas en España con ligeras disminuciones en las de cereales e industriales y discretos repuntes en las de leguminosas, forrajeras y hortalizas. Los cultivos leñosos también incrementan muy ligeramente su superficie por el aumento de la superficie de los frutales no cítricos.

 

En general se observa una gran estabilidad a este nivel como cabría esperar destacando únicamente el incremento de la superficie forestal en detrimento de prados y pastos.

 

En su conjunto las tierras de cultivo presentan una marcada estabilidad pero la de cultivos leñosos aumenta ligeramente mientras que la de herbáceos disminuye.

 

Los cultivos herbáceos que junto con los barbechos conforman las tierras arables han disminuido un 0,32% su superficie hasta cuantificarse en las 9,1 millones de hectáreas. Los cereales supone buena parte de esta categoría alcanzando las 6,4 millones de hectáreas a pesar de sufrir una reducción del 0,83% en 2015.

 

Señalar como el trigo duro aumenta muy significativamente, crece un 19,85% hasta situarse en las 482.838 has pero sin embargo el trigo blanco cae un 4,46% cuantificándose 1,8 millones de hectáreas.  En el resto de las especies la cebada disminuye un 2,23%, 2,8 millones de hectáreas, y el maíz un 5,74% hasta situarse en las 423.680 has mientras que la avena aumenta un 7,44%, sembrándose en España 403.318 hectáreas, e igualmente crece en centeno un 3,67% hasta las 152.456 has.

 

Las leguminosas grano incrementan su superficie un 2,03% respecto a la de 2014, llegando a las 386.587 hectáreas. Habas secas y Guisantes secos, con probable destino forrajero, aumentan muy significativamente sus superficies, ganan un 147 y un 19,28% con 42.861 y 139.321 hectáreas.

 

Por el contrario, lentejas y garbanzos sufren significativos descensos, del 8,21% en el caso del primero cultivo, al que se destinan en España 27.470 hectáreas, y del 22,3% en el caso de los garbanzos cuyas hectáreas caen hasta las 28.615 has.

 

En los cultivos industriales se ha reducido la superficie en casi un 2%, cuantificándose en este momento 1 millón de hectáreas dedicados a ellos. El cultivo con mayor superficie, el girasol, disminuye esta un 3,58%, cae hasta las 763.989 has. Remolacha azucarera, algodón y tabaco también reducen sus superficies un 1,4, 17,30 y 21% respectivamente contando con 37.224, 66.127 y 8.290 hectáreas.

 

Mientras la colza y tomate de industria aumentan significativamente. Así, la colza aumenta su superficie, entre 2014 y 2015, en un 57% hasta alcanzar las 66.563 hectáreas, mientras que el tomate destinado a industria lo hace en un 35,6% para llegar a las 31.839 has.

 

Los cultivos de plantas forrajeras aumentan su superficie global un 3,22% hasta superar ligeramente el millón de hectáreas en toda España, destacando la alfalfa que lo hace un 3,99%, ya se dedican a este cultivo 264.743 has. y especialmente la veza forrajera que gana un 35,02%  en superficie hasta las 86.276 hectáreas.

 

El grupo de hortalizas y flores experimenta un incremento de superficie del 2,09%, contando con 233.830 has. Sandía y melón son los dos cultivos que más aumentan mientras que tomate y ajo disminuyen.

 

Un 26% crece la superficie de sandía hasta llegar a las 13.355 has, mientras que la de melón lo hace en un 32% hasta las 24.951. Por el contrario, la de tomate cae un 7%, se cuantifican en este estudio 11.258, y un 16,47% la de ajo con 21.925

 

En los cultivos leñosos se observa una cierta estabilidad respecto al año 2014. En su conjunto aumentan un 0,74% por el aumento del 2,08 de los frutales no cítricos mientras que los cítricos mantienen invariante su superficie y viñedo y olivar aumentan un 0,42% y un 0,45% respectivamente, contando con 967.733 hectáreas y 2,6 millones, respectivamente.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad