25 de noviembre de 2015 14:29 PM
Imprimir

La naviera Maersk desembarca en Rosario para captar nuevas cargas

Es un paso clave para consolidar a la terminal como el principal enclave de contenedores de la región Centro, NOA y NEA.

En julio pasado, Maersk retomó sus operaciones en el puerto de Mar del Plata. Ahora,Terminal Puerto Rosario (TPR) anunció un acuerdo con la naviera para que desde diciembre comiencen a llegar sus buques al puerto. La iniciativa resulta un paso clave en el ambicioso proyecto de TPR para consolidar al puerto de Rosario como la principal terminal de contenedores de la región Centro, el NOA y el NEA, contribuyendo a reforzar el desarrollo productivo del país. Permitirá incrementar exportaciones e importaciones, con foco en lograr un balance entre ambas operaciones.


Esta alianza estratégica generará un incremento en el movimiento de contenedores del orden del 25% promedio, con una proyección aún mayor en la medida que el servicio se consolide y vaya ofreciendo mayor regularidad y capacidades. El servicio inicialmente tendrá una frecuencia quincenal y, una vez logrados los volúmenes necesarios, pasará a ser un servicio semanal.


El primer buque, con una capacidad entre 300-400 FFEs, se espera para la primera semana de diciembre y llevará la carga de Rosario hacia Rio Grande Do Sul (Sur de Brasil), puerto de transbordo que permitirá conectar con todos los servicios oceánicos de la naviera. De esta forma el puerto de Rosario ofrecerá la totalidad de los principales destinos del mundo a los clientes que usen este servicio, al sumarse a los diferentes puertos de transbordo alcanzados a través de los anteriores acuerdos de TPR con otras dos navieras: MSC y Hamburg Sud.

 


Una resolución
La llegada de Maersk también puede explicarse por la resolución 1108/2013. La norma estableció que las cargas de exportación que salen de puertos argentinos solo podrían ser transbordadas en otras terminales nacionales o de miembros del Mercosur con los que mantiene acuerdos de transporte marítimo. Esto significaba que Uruguay quedaba afuera. Cuando se dictó la norma, desde la subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Nación que conduce Horacio Tettamanti, se adelantó que en un principio podría registrarse una baja de cargas, pero que con el tiempo los armadores reformularían sus planes de negocio. Así sucedió con Hamburg Sud y ahora sucede con Maersk.

Asimismo, al salir de Rosario y escalar en puertos brasileños, estas dos navieras gatillan el acuerdo bilateral que pone en valor el principio de reserva de carga regional.
Con los incrementos de oferta y calidad de operación de TPR se espera que empiecen a operar a través de Rosario productos como la fruta del norte argentino y Entre Ríos, entre otros propios del hinterland de Rosario. Como la contenerización de commodities agrícolas reduce el costo total de la cadena logística, se espera que se desarrollen volúmenes adicionales.


“Creemos que este es un gran avance en el desarrollo de la región, por el potencial de carga que tiene la zona y el hinterland de Rosario, y hoy TPR está en condiciones de garantizar calidad de servicio, conocimiento, experiencia y todo lo que se necesita para una operación confiable”, afirmó Diego Fernandez Querejazu, gerente general de TPR.
“Queremos ofrecer a nuestros clientes una amplia red, incluyendo transporte terrestre y río arriba, no solo servicios a puertos base. Teniendo ello en mente, buscamos incursionar en este importante centro industrial y agrícola que es Rosario. Estamos seguros de que la terminal será capaz de proporcionarnos un servicio sin inconvenientes, así como a las otras compañías de transporte, que en definitiva ayudarán a aprovechar el verdadero potencial de este mercado”, dijo a Transport & Cargo Nikhil Palsule, Trade & Marketing Manager for River Plate Cluster de Maersk.
A juicio del directivo, las expectativas de este servicio responden a la capacidad de mantener un buen equilibrio en importaciones y exportaciones.


“El mercado es diverso y tenemos la oportunidad de servir a clientes que tienen la necesidad de contar con servicios confiables, tanto para importaciones automotrices y similares, como para exportaciones de granos y otros rubros agrícolas”, resaltó Nikhil Palsule.


Entre las inversiones que fueron necesarias por parte de TPR, se destacan más de u$s 25 millones destinados a la adquisición de equipamiento, como parte del plan de inversiones de la compañía. Este año, la terminal adquirió dos grúas e implementó el sistema Rotabox, una solución amigable con el medio ambiente para la carga de graneles alimenticios, convirtiéndose en la primera terminal portuaria en América y el tercer puerto en el mundo en poner en marcha esta innovación.


TPR es una sociedad anónima concesionaria del puerto público local. Ubicado a orillas del Paraná, al sur de la Provincia de Santa Fe y a 300 km de Buenos Aires, se encuentra en una posición privilegiada para el transporte multimodal de la Argentina y el Cono Sur. Actúa como nodo fundamental para la entrada y salida del tráfico de cargas, ya que -enclavado en el corredor bioceónico-, une a Rosario con el Pacífico a través de Córdoba y Cuyo hasta Valparaíso , y a través del puente a Victoria, con Brasil
.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Cronista Comercial

Publicidad