26 de noviembre de 2015 16:35 PM
Imprimir

Los Feedlots cierran el año con pérdida de stock y al 50% de capacidad

Según informó la Cámara Argentina de Feedlot "luego de tocar el techo en julio, mes a mes se ha venido perdiendo stock, algo normal para el segundo semestre del año

“En noviembre los feedlots ya se encuentran al 50% de la capacidad. Luego de tocar el techo en julio, mes a mes se ha venido perdiendo stock, algo normal para el segundo semestre del año. Tal vez la caída de los niveles de encierre haya sido a mayor velocidad que otros años debido a la relación entre el precio del ternero y el gordo entre septiembre y noviembre”, informaron desde la Cámara de Feedlot.

Según detalló la entidad en un comunicado: “A nivel anual se viene verificando un aumento en la cantidad de animales encerrados del orden del 10/15% a pesar de las baja de rentabilidad de los últimos meses por la diferencia de compra venta. Esto considerando únicamente los corrales registrados oficialmente. Si se suman todos los encierres zafreros o caseros, que se han armado en el 2015 como vehículo para agregar valor a un maíz muy depreciado, claramente se cree que más del 70 % de los animales que llegan para faena han sido terminados a corral”.

“El cierre del año, al igual que para el resto de las actividades económicas del país, es un conjunto de incertidumbres. La incertidumbre de corto plazo se relaciona al valor que puedan tomar los cereales, oleaginosas, y sub productos de la industria agrícola. En el mediano y largo plazo las incertidumbres se disipan y las expectativas son muy buenas, y en el sector reinan expectativas de una actividad ganadera con estabilidad y en crecimiento sostenido”, destacaron.

Según aventuraron, “de acá en más es probable que el feedlot represente el 65 o el 85 % de la faena nacional, ya sea en corrales más “caseros” o “profesionales”. En cualquiera de sus versiones, está claro que la GANADERIA DE PRECISION ya es parte del presente y del futuro sustentable de la ganadería argentina. Potenciar al máximo los forrajes que existen en cada región del país, recriando nuestros terneros y ganando kilos “baratos” para luego darle terminación de calidad con granos; es el proceso de producción que eligió la ganadería en casi todos los rincones del país”.

Y concluyeron resaltando que “este proceso, requiere ahora de: previsibilidad de negocios para poder invertir; financiación simple, dinámica y accesible para poblar los campos y corrales de animales; y genética que se adapte a cada región y a los distintos mercados de carnes. El sector del engorde a corral, con profesionales idóneos en nutrición, alimentación y sanidad; es un eslabón de la cadena de carnes, que al igual que el resto, está listo para expresar todo su potencial”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad