27 de noviembre de 2015 22:28 PM
Imprimir

Media sanción para el proyecto que permitirá deducir de Ganancias el costo del fertilizante: se prevé que estará listo en la próxima siembra de trigo

Tiene que se aprobado por el Senado.

La Cámara de Diputados aprobó ayer un paquetazo de proyectos entre los cuales se encontraba una iniciativa para la “mejora de los suelos agropecuarios” que contempla subsidiar el costo de los fertilizantes para intentar promover la recomposición del balance de nutrientes.

 

El proyecto –que ahora deberá ser aprobado por el Senado para su sanción definitiva– se generó a partir de una propuesta de los diputados Luis Basterra (FPV; Formosa) y Juan Casañas (UCR; Tucumán). Y es producto de un gran consenso entre representantes de diferentes eslabones de la cadena agrícola. Se espera que esté listo –con las reglamentaciones correspondientes– para la próxima siembra fina (trigo/cebada).

 

El proyecto determina que los empresarios agrícolas podrán deducir en la liquidación anual del impuesto a las Ganancias el 100% del costo de los fertilizantes en el ejercicio fiscal en el que se comercialice la primera producción a la que fueron aplicados los nutrientes.

 

Para obtener ese beneficio los titulares de las explotaciones agropecuarias deberán presentar ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) un plan de siembra con los siguientes datos: cultivos y superficie por sembrar, cultivos antecesores y rotaciones previstas.

 

“El plan deberá reflejar la aplicación de buenas prácticas agronómicas y deberá tener una duración de tres a cinco años. En el caso de producciones plurianuales preexistentes no será necesaria su presentación”, indica el proyecto.

 

El plan de siembra también debe incluir tipo y dosis de fertilizantes por aplicar, estudios de fertilidad del suelo con muestras georeferenciadas e informes que justifiquen –cuando corresponda– eventuales cambios en los planes de siembra. Tales documentos “deberán estar firmados por un profesional universitario de las ciencias agronómicas con incumbencia en el tema de fertilización”.

 

La información generada por los productores que accedan al régimen será administrada por el INTA “a través de la consolidación de una base de datos de indicadores y su respectivo mapa de suelos de todo el territorio nacional”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Valor Soja

Publicidad