27 de noviembre de 2015 22:35 PM
Imprimir

INIA Remehue estudiará valor nutricional de cortes de carne del cordero chilote

El proyecto apoyado por FIA busca aprovechar su potencial en la cocina gourmet, considerando las nuevas tendencias de consumo gastronómico.

Una nueva iniciativa orientada a entregar valor agregado a la producción ovina regional impulsará el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), mediante un proyecto que cuenta con apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA).

 

Dicho estudio se extenderá por dos años, periodo en que se determinará la caracterización nutricional de los cortes de carne de cordero chilote, su potencial en la cocina gourmet y la aceptabilidad por parte de los consumidores.

 

El proyecto es liderado por la investigadora de INIA Remehue, Iris Lobos quien explicó que “para el instituto es importante aprovechar las oportunidades de mercado que tienen los productos pecuarios de nuestra región, en este sentido   mediante nuestro trabajo estamos aportando para generar valor agregado en el sector ovino, que les permita a los productores contar con ventajas competitivas,  aumentar su rentabilidad y contribuir a proyectar su negocio respondiendo a las necesidades de los consumidores”.

 

En este proyecto se generarán alianzas con la Sociedad de Fomento Ovejero de Chiloé (Sofoch), Chiloé Cocina A.G y la Escuela de Los Sentidos. Se considera  realizar el etiquetado nutricional de cada corte de carne obtenido del cordero chilote. El estudio permitirá determinar el punto de equilibrio entre la venta del cordero en pie versus el cordero despostado. Asimismo, en el ámbito de inclinaciones de consumo, se levantará información respecto a los potenciales consumidores, sus expectativas y preferencias, así como su disposición a pagar por los distintos productos generados a partir del cordero chilote. Finalmente se evaluará el potencial de los cortes dentro de la cocina gourmet.

 

“De esta manera al finalizar el proyecto, los distintos actores de la industria ovina, consumidores, asociaciones de productores ovinos, el sector gastronómico y turismo, dispondrán del etiquetado nutricional y recetario con dos o más formas de preparación, distintas al tradicional asado al palo y la cazuela con cochayuyo por ejemplo”, agregó Iris Lobos.

 

Cabe mencionar que el cordero chilote cuenta con indicación geográfica del Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi)  que lo  diferencia  de otros tipos de corderos producidos en el país, por tratarse de una carne magra, con bajo contenido de grasa intramuscular y con un fuerte arraigo cultural.

 

De esta forma relevando las habilidades adaptativas de la raza ovina chilota, unidas a su utilización ancestral por parte del habitante de Chiloé en la gastronomía y en la vestimenta, así como los modos de producción específicos usados en su manejo, lo han transformado en un valor patrimonial del archipiélago y en un pilar del turismo y de la actividad económica para sus habitantes.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Elrepuertero.cl

Publicidad