30 de noviembre de 2015 14:17 PM
Imprimir

Buryaile eligió a Jorge Dillon para el Senasa, “Pilu” Giraudo al INTA

Se queda en Agricultura un experto que jugó para Aníbal Fernández

Lino Barañao, el ministro de Ciencia y Tecnología, no será el único funcionario del kirchnerismo que seguirá con Mauricio Macri. El subsecretario de Ganadería del actual gobierno nacional, Jorge Dillon, que jugó para repetir el mismo cargo en la provincia de Buenos Aires si ganaba Aníbal Fernández, ahora será presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalientaria (Senasa).

 

El Senasa es un organismo descentralizado del Ministerio de Agricultura, encargado de certificar las exportaciones, la sanidad agropecuaria y la calidad de los alimentos. Según señalaron fuentes de Cambiemos, el designado ministro de Agricultura, Ricardo Buryaile, se inclinó por él en las últimas horas para que ocupe el principal sillón en el Senasa.

 

“Es una persona muy reconocida en el sector por su trayectoria”, contó una fuente de Cambiemos con acceso a las negociaciones por el equipo de Buryaile. Quizás ahí radique su mayor habilidad para trascender más allá del actual gobierno, ahora en un área sensible como es el Senasa.

 

Dillon, un radical que lleva más de 30 años en la administración pública, es médico veterinario. Entre otras posiciones, fue precisamente director nacional de sanidad animal del Senasa.

 

De ese puesto tuvo que migrar en 2012, cuando el entonces presidente del organismo, Marcelo Míguez, lo desplazó del puesto para ubicar a otra persona. En esa oportunidad, Dillon pidió el pase al Centro de Virología Animal del Conicet. Finalmente, en 2013, el actual ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, lo rescató y lo llevó como subsecretario de Ganadería.

 

El equipo agropecuario de Macri vino trabajando en los últimos meses para rediseñar el Senasa con un fuerte énfasis en la calidad y prepararlo para la recuperación de las exportaciones del campo.

 

 

¿Una mujer en el INTA?

Respecto del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), otro de los organismos descentralizados, ayer varias fuentes dijeron que se le ofreció el cargo a María Beatriz “Pilu” Giraudo, actual presidenta de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), una organización del campo integrada por productores de avanzada.

 

Giraudo, que tiene mandato en Aapresid hasta abril próximo, habría quedado en contestar. Sin embargo, esta versión no pudo ser confirmada.

 

La presidenta de Aapresid es la persona que fue hasta la Casa Rosada a ver a Aníbal Fernández cuando el funcionario culpó al sistema de siembra directa (donde no se recurre al arado de la tierra para realizar la siembra) por las últimas inundaciones. Luego de esa reunión, Fernández cambió su posición y dijo que era un “acérrimo defensor” de la siembra directa.

 

A todo esto, trascendió que el próximo martes Buryaile se reuniría con el resto del equipo agropecuario de Cambiemos para terminar de definir los cargos.

 

La actual estructura del Ministerio de Agricultura de la Nación es abundante. Tiene cuatro secretarías, 12 subsecretarías y una treintena de directores nacionales. El presupuesto previsto en 2016 para todas las áreas y organismos descentralizados es de $ 14.900 millones, contra $ 11.428 millones previstos este año

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad