30 de noviembre de 2015 12:23 PM
Imprimir

El Rofex prueba reabrir el mercado sin las ventas del Banco Central

Para compensar la intervención del BCRA, limitó la fluctuación de precios al 0,8% diario. Para contener la demanda, permite 500 contratos diarios nuevos por agente. Así puede retomar los futuros sin que el Central acumule más deuda ni convalide un dólar más alto

Después de estar suspendidas desde el viernes 20 pasado, el Rofex probará mañana abrir las operaciones de futuro de dólar, la demanda a 500 diarios por agente y la oferta, al permitir una fluctuación diaria de precios de hasta 0,8%. Se entiende que de esta manera el Banco Central (BCRA), imputado su directorio por vender futuros baratos, no acumulará una deuda mayor por seguir ofertando contratos para bajar su precio y no corre el riesgo que los futuros escalen hacia las verdaderas expectativas de devaluación.


Las nuevas condiciones no quedaron fijas, sino que podrían cambiarse a última hora del martes en función de cómo haya sido la operatoria ese día.


Al permitir al BCRA vender contratos de futuros sin límites desde mediados de octubre, el Rofex quedó en el medio de una fuerte demanda especulativa por cobertura cambiaria, un banco central que vende para defender el atraso cambiario a cualquier costo y la disputa judicial entre las autoridades de la entidad monetaria y diuptados del gobierno electo.


El Rofex subió las garantías y limitó los contratos por cuenta para los futuros de dólar, pero la demanda siguió creciendo, hasta que suspendió las operaciones antes de las elecciones presidenciales. El viernes, a través de la comunicación 650, dispuso desde el 1 de diciembre establecer una fluctuación máxima del 0,8% sobre el precio de ajuste del día hábil anterior y establecer como límite diario de posiciones que no se podrán registrar contratos que aumenten en más de 500 contratos la posición neta de futuros de dólar por ALyC.


Se entiende que mañana, cuando se retomen las operaciones, haya muchas ofertas compradoras, bancos que necesiten ajustar sus carteras por la nueva normativa del Central que los obliga a reducir su tenencia y que la entidad monetaria no participe de la rueda.


Según conversó Rofex con la autoridad monetaria actual, el BCRA estuvo de acuerdo en que la rueda se reabra con estas condiciones y estaría de acuerdo en no intervenir mañana.


La plaza reabrirá con los precios del 19 de noviembre pasado, con un dólar a enero en $ 10,281.


Con la variación del 0,8%, Rofex pretende evitar que el BCRA tenga que salir a vender futuros agresivamente y que se acumule una deuda mayor. Si queda hacia adelante, ese porcentaje será la suba diaria de los futuros.


Con la limitación por agente, el Rofex evita que se abran nuevas cuentas comitentes. Sucede que pese a que se aumentaron las garantías por cada posición, se obligó a integrarlas en efectivo y se limitaron los contratos por cuenta, la demanda escaló al récord de u$s 14.225 millones. Se entiende que los conglomerados empresarios abrieron cuentas para cada una de sus empresas esquivando las limitaciones. Y muchos minoristas se animaron a abrirlas en sociedades de bolsa.


Abriendo el mercado sin las nuevas condiciones y sin el BCRA vendiendo futuros baratos, los contratos hubieran ascendido a los valores esperados de devaluación y la gestión actual del Central tendría que convalidar un dólar más alto y las pérdidas en el mercado de futuros que había denunciado judicialmente Cambiemos
.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Cronista Comercial

Publicidad