30 de noviembre de 2015 10:50 AM
Imprimir

El campo busca previsibilidad

Desde la Rural local expresaron su conformismo con el anuncio de Buryaile sobre la quita de retenciones. No obstante, según Ariel Blatter se necesita hacer hincapié en la unificación del valor del dólar, procurar frenar la inflación y apuntalar un sector muy complicado: la lechería.

Desde hace varios años el término “retenciones” se ha instalado en la opinión pública cada vez que se habla de la producción primaria. En su afán por diversificar el Gobierno nacional que culmina su mandato la semana que viene ha implementado esta medida para las exportaciones, que ha significado varios conflictos a partir de la falta de claridad en la política productiva general.
Los precios internacionales y los avatares de la economía interna contribuyeron para que la ecuación pase a ser negativa para muchos productores, por lo que el cambio de gobierno pasó a ser la única salida para muchos emprendedores.
En esta transición hasta la asunción de Mauricio Macri uno de los anuncios más rimbombantes fue el del futuro Ministro Ricardo Buryaile: quita total de las retenciones al maíz y al trigo y baja de un 5% para la soja.
Para medir repercusiones apelamos a opiniones expertas, como en este caso las de Ariel Blatter, vocal de la Comisión Directiva de la Sociedad Rural de Rafaela. El productor nos comentó en primer término que “las retenciones siempre fueron algo distorsivo para los productores. Estuvieron haciendo tantos desmanejos desde todos lados que la situación es muy complicada. Para los productores de soja el beneficio va a llegar recién en la campaña que viene, porque ahora la soja está toda en manos de los exportadores. Entonces ahora los productores van a tener que pagar la diferencia de alquileres de acá a la campaña que viene, va a ser otro costo más para los productores. Pero en algún momento hay que hacerlo. Lo que se hizo con el trigo no tiene lógica alguna porque con la mitad de producción que tiene el país se puede abastecer el mercado interno. No tiene lógica que el trigo tenga retenciones. Y con respecto al maíz, nosotros en la zona de Rafaela, si se empiezan a sacar las retenciones va a afectar a la leche. Está todo muy distorsionado, las políticas agropecuarias vienen castigando demasiado a los productores.”
Asimismo Blatter hizo hincapié en la necesidad imperiosa de comenzar a hablar del gran problema actual: la lechería: “en la zona norte muchos tamberos primero están solventando el tambo. Los productores mixtos sacaron toda la soja y ahora están sacando la hacienda, todo para solventar una actividad con otra. Nadie está hablando de un tema que es muy complicado. Hay productores que recién ahora se están terminando de pagar los silos de este año y en febrero se empiezan a pagar los silos del año que viene. Se hicieron los silos con un precio de $ 3,20 y hoy se están terminando de pagar con la leche a $ 2,20 o $ 2,00. La situación es alarmante. Si le agregamos que le van a quitar retenciones al maíz, va a ser más costoso producir.”
Esta situación amerita un análisis inmediato para apuntalar la lechería. Consultamos al dirigente sobre las variables que se deben revisar al respecto y contestó que “nadie tiene valuado cuál es el costo de comercialización y después de distribución. No puede ser que un distribuidor gane más por litro de leche que el que la produce. La industria yo entiendo que tiene costos de personal, de transporte, pero también tiene un margen y nunca se llega a saber los montos exactos de esos márgenes. Nosotros estamos produciendo una leche a un costo de $ 3,10, $ 3,20 y la estamos cobrando a $ 2,10 y no puede ser. Antes eran tambos pastoriles, ahora son todos intensificados, tabulados, los costos son muy altos.”

 

ESTABILIZACION GENERAL

Para Blatter son varios los temas que se necesitan clarificar y no sólo para la actividad primaria. Uno de ellos es el valor del dólar: “No puede haber en un país 5 valores. Se lo explicás a gente de otros países y no lo pueden entender. Nosotros con la soja estamos trabajando a un dólar de $ 6,30, el oficial está en $ 10 y el blue en $ 15. No puede haber tantas distorsiones. Eso es lo que tiene que hacer este gobierno, estabilizar todos los valores. Que haya una diferencia de cambio, pero para todos. No se puede producir con un dólar a $ 6 y después comprar los insumos a $ 10. Es otra negativa para la rentabilidad de los productores.”
Además de estas correcciones, para Ariel Blatter el futuro gobierno nacional tendrá que “buscar un punto de inflexión. Hay países en los que el precio del gas oil es el mismo durante 6 o 7 años, acá no hay previsibilidad para nada. Sembramos o producimos con un costo de gas oil, cuando vamos a cosechar es otro. La rentabilidad se fue degradando de la mano de la inflación. Todo es muy variable, hasta que no tengamos una estabilidad productiva y que veamos la posibilidad de trabajar tranquilos a largo plazo esto no va a salir adelante.”
Finalmente, y como pedido general para los próximos gobiernos, para Blatter “hay que armar mesas de diálogo y juntar a todas las producciones. No sólo la agricultura y la ganadería, que está empezando a resurgir pero hay campos que están mutilados. No tienen capacidad de recuperación rápida. Lo positivo es que ya se empezó a hablar del sector, que el Ministro que designó Macri es del sector. Me parece que son buenas señales. En todos los rubros el Gabinete que se está nombrando evidencia tener gente capaz, profesionales para manejar este país como corresponde. Esperemos que tengan suerte”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad