1 de diciembre de 2015 12:12 PM
Imprimir

Diputados aprobó cuatro leyes para el agro en su última sesión

También dio aprobación a cerca de una docena de leyes que pasaron al Senado para su sanción definitiva. Las normas abarcan a las economías regionales, la agricultura familiar, y hasta la desgravación en ganancias del uso de fertilizantes.
Durante la sesión del pasado jueves en la Cámara de Diputados luego de una tensa espera para alcanzar el quórum necesario, el oficialismo y algunos partidos de la oposición aprobaron por unanimidad casi un centenar de proyectos entre los que también había normas para el agro.
 
Así los legisladores convirtieron en ley la iniciativa que plantea cambios en el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y sancionaron definitivamente la norma que promueve el desarrollo de la actividad acuícola en todo el territorio nacional. Ambos proyectos habían sido enviados por el Ejecutivo y habían obtenido aprobación unánime en el Senado.
 
Otras dos leyes que quedaron sancionadas y a la espera de la promulgación del Ejecutivo son las que establecen un programa para la erradicación de la polilla de la vid (Lobesia botrana) que afecta a los productores viñateros en la región de cuyo con recursos anuales en torno a los 180 millones de pesos. 
 
La cuarta norma sancionada fue la que incluye en la ley ovina de la actividad de la cría de camélidos (llamas), algo que permitirá insertar en el mejoramiento productivo y genético a unas 3.000 familias de pequeños productores, y que se dedican a la actividad especialmente en el NOA.
 
Además, los legisladores mandaron al Senado varios proyectos de ley con media sanción. Uno de ellos es el que establece un régimen para estimular el uso de fertilizantes en cultivos como parte de un plan para el cuidado del suelo. 
 
El incentivo consiste en que el costo del fertilizante se descuenta del impuesto a las ganancias por partida doble: la primera porque es un costo, y una segunda vez por lo que establece la ley. También procura la entrega de fertilizantes a los agricultores familiares inscriptos en el Renaf.
 
Un proyecto que fue aprobado se basa en la registración, comercialización y producción de productos fitosanitarios o agroquímicos. Un marco normativo de ley que abarca desde el establecimiento que lo fabrica hasta su uso en el campo donde se aplica. Aunque no se regula sobre los aplicadores, normativa que quedó pendiente. 
 
Esta última ley se complementará con lo que actualmente trata el Senado, y que posiblemente se apruebe en la próxima sesión, en la que se establecen presupuestos mínimos ambientales para los envases de productos fitosanitarios.
 
Otras dos iniciativas se relacionan con la provincia de Mendoza, su autora la diputada Anabel Fernández Sagasti –que el 10 de diciembre asumirá como senadora- logró la aprobación de una ley que establece un régimen de promoción para la olivicultura. Y otra iniciativa que promueve la eficiencia del riego.
 
El diputado Gastón Harispe, que termina su mandato, también consiguió que se aprobara su proyecto que impulsa la compra de alimentos por parte del Estado (nacional, provinciales y/o municipales si estos últimos adhieren).
 
El sistema prevé el abastecimiento de alimentos para hospitales, centros de salud e incluso de penitenciarías con un menos de un 30% de lo que requieran con productos de la agricultura familiar.
 
La fruticultura tanto de peras y manzanas como la citrícola, también obtuvo la media sanción de dos proyectos que crean un Fondo específico para esas actividades. Y se sumó a ellos otra iniciativa del diputado Luis Basterra (FPV, Formosa) para promover las frutas tropicales y subtropicales; así como un régimen para la promoción de los productos orgánicos. Y una última norma que establece un programa para la calidad del algodón, también autoría del diputado formoseño.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Enfiteuta

Publicidad