1 de diciembre de 2015 15:50 PM
Imprimir

La liquidación del agro en la última semana fue la más baja de la historia

La fuerte retención que hace el productor de su soja permitió que la liquidación de divisas de la semana pasada toque su valor más bajo de la historia. A la espera de la promesa electoral de abrir el cepo el 11 de diciembre próximo, en cuatro días hábiles sólo llegaron u$s86 millones en ingresos del […]

La fuerte retención que hace el productor de su soja permitió que la liquidación de divisas de la semana pasada toque su valor más bajo de la historia. A la espera de la promesa electoral de abrir el cepo el 11 de diciembre próximo, en cuatro días hábiles sólo llegaron u$s86 millones en ingresos del agro al Banco Central.

 

La serie que empezó en el 2002 según los datos de la Cámara de Exportadores de Cereales (CEC), muestran que ni siquiera con una soja cotizando a u$s200 en promedio, el ingreso de divisas llegó a tocar los 86.224.307 millones de dólares en una semana. Este monto es un 20% más bajo que lo visto entre el 16 al 20 de noviembre pasado y un 76% menor en relación a la misma semana pero de 2014.

 

En lo que va del año, ya llegaron al Central u$s17.848.168 millones, un monto que se iguala a lo registrado hace ocho años cuando el valor de poroto rondaba los u$s320 la tonelada, a excepción de 2009, año al que le precedió la crisis por la burbuja financiera la cifra. En referencia al año pasado, el retroceso es del 26 por ciento.

 

Lo notorio es que la aceleración de la retención de los granos arrancó en la semana previa a las elecciones del 25 de octubre donde se liquidaron u$s219 millones mostrando a la fecha un baja del 61 por ciento.

 

La espera por una devaluación del dólar que permita una mejora en los ingresos también se reflejó en los contratos a futuro a donde se ve una merma del 9% sobre la operatoria vista en 2014, tal cual publicó el Ministerio de Agricultura.

 

“El productor hasta que no vea que mejore el tipo de cambio, no va a vender nada”, aseguró el director de Agripac, Pablo Adreani.

 

La promesa de una baja de 5 puntos porcentuales en los actuales derechos de exportación (35%) no sólo está afectando al atraso en las divisas sino también los precios de las posiciones de verano. Es el caso del contrato enero que perdió un 1,9% sobre lo visto el viernes, pero la febrero es la mostró la peor caída acumulando en una sola jornada pérdida por 9 dólares (3,6%).

 

Para los operadores consultados lo que se esta viendo “es un adelanto del precio de la soja nueva” cuando “éste debería darse a fines de marzo”. La posición mayo se afianza en torno de los u$s220 la tonelada. Mientras que la disponible es de u$s265, es decir que se ubica 45 dólares por arriba de lo que se pagará dentro de cinco meses. El mayor valor muestra la cobertura que busca tener la exportación por el riesgo cambiario ante la suba del dólar.

 

Por lo pronto como se sabe el productor no vende. Espera la devaluación del tipo de cambio para pagar los insumos que cotizan en dólares. Hoy hay u$s5.300 millones por liquidar que equivalen a 15 millones de toneladas que el campo estaría dispuesto a vender el próximo 14 de diciembre.

 

 

 

Brasil ya entregó casi el doble de la soja que vendió el año pasado

El productor brasileño ya entregó casi el doble de la soja que había vendido en el mismo lapso de tiempo de 2014.
Según la consultora AG Rural, ya se comercializó un 44% de los 100 millones de toneladas estimadas para la campaña 2015/2016. Este muestra un avance importante frente al 26% de hace un año.

 

Por otro lado y a partir del buen clima, la siembra de soja llegó al 78,8% del total proyectado al 27 de noviembre, un avance de 13,1 puntos porcentuales en una semana, según detalló la agencia Reuters sobre datos de la consultora Safras & Mercado (S&M)

Pese a esto, no se pudo recuperar el atraso sufrido al inicio de la temporada. A la misma fecha de la campaña pasada, la siembra alcanzaba el 85% del área, mientras que la media en los últimos cinco años es de un 87 por ciento, dijo S&M.

 

Sin embargo las fuertes lluvias en el sur del país vecino le dan sostén a la soja en Chicago que cerró ayer con una mejora leve de 3 dólares por toneladas. La suba respecto del viernes también se debió al dato mayor al esperado en las inspecciones de exportación de Estados Unidos. Además el productor norteamericano del medio oeste comenzó a retener sus porotos para impulsar una suba, algo que nos espera que suceda. Sólo el clima como ya se vio puede ser el factor de alza. En el caso de la Argentina, la producción ingresa en una etapa donde se espera un importante ola de calor como es habitual en este mes.

 

En líneas generales, “las expectativas del mercado mundial de soja siguen complicadas. Hay una sobre oferta de soja en EE.UU. y el mundo, que alcanza a la harina y al aceite”, dijo el analista de mercado Reinaldo Muñoz.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: BAE

Publicidad