2 de diciembre de 2015 12:21 PM
Imprimir

Brasil espera que baje el precio para comprar trigo en Argentina

Cosechas uruguayas con buenos rendimientos y bajas en nivel proteico.

Los anuncios del nuevo presidente argentino Mauricio Macri de eliminar las retenciones para trigo y maíz, ya están incidiendo sobre el mercado regional de granos.

 

La anunciada quita de retenciones —incluye también la baja de 5% anual para la soja que hoy es afectada con el 35%— y la liberación del cepo cambiario que le permitirá a los agricultores argentinos hacerse de dólares en lugar de pesos, generan una gran expectativa a nivel regional y local.

 

“Todavía no hay una oferta de trigo argentino importante en el mercado, pero se espera que haya una fuerte presión de la oferta. Brasil que es el principal comprador de trigo en la región y no está comprando mucho trigo en Argentina, está esperando que se produzca esa baja y los precios de compra que está ofreciendo están bastante por debajo de los valores que ofrece Argentina”, explicó a El País el operador de Agrosud, Fernando Villamil.

 

El operador explicó que la expectativa del mercado es que el trigo argentino baje y “eso arrastrará todos los precios de la región”. El posicionamiento del dólar libre en Argentina será lo que condicione la decisión de vender de los agricultores de ese país.

 

En el caso de Uruguay se estima que hay entre 350.000 y 370.000 toneladas de trigo de la zafra anterior que no se vendieron y que se van a sumar a la oferta de este año.

 

Si bien el área de cultivos de invierno bajó y principalmente el área destinada al trigo, “se puede estar hablando de que se plantaron 320.000 hectáreas, con rendimientos que vienen siendo muy buenos”, según Villamil. La cosecha del cereal no será chica, estará muy cerca de 1,1 millón toneladas a lo que habría que sumarle otras 350.000 toneladas de la zafra anterior que aún no han podido ser colocadas, por lo que habrá un volumen muy cercano a 1,5 millón de toneladas.

Buen potencial.

Hasta el momento, los rendimientos que vienen mostrando los cultivos de trigo son muy buenos. Según las estimaciones de los operadores, se lleva levantado alrededor del 40% del área plantada y seguramente las trillas cobrarán mayor avance esta semana porque no se están pronosticando lluvias.

 

A diferencia de otros años está sobrando infraestructura. El gerente de Molino Dolores, Álvaro Martínez, dijo a radio San Salvador de Dolores que “existe un exceso de logística en plena cosecha de invierno, tanto en camiones como en acopio porque las áreas se redujeron respecto a las proyecciones que se hicieron años atrás”.

 

Martínez dijo que la proteína de los trigos que se están recogiendo, por los rendimientos altos, el exceso de lluvia y por los números del cultivo, así como algunos recortes en la fertilización nitrogenada, están dando valores bajos para los requerimientos de proteína. Sin embargo, los rendimientos son muy buenos”.

 

Si continúan así los niveles de proteína, el productor lo va a sentir en su bolsillo, aunque “los descuentos que recibe el productor son más que compensados hoy por los rendimientos que se están obteniendo”, aclaró el ejecutivo.

 

Explicó que “una exportación de trigo tiene que salir con 12% de proteína y estamos en promedio de recibo un poquito por encima de 10%”. A los efectos del productor, tener un par de puntos menos de proteína es bastante inferior que la ganancia que obtiene por sacar 1.000 kilos más de trigo por hectárea. “Estamos hablando de rendimientos de entre 3.900 y 4.000 kilos por hectárea en las chacras que se están cerrando que son valores que hace mucho tiempo no se daban”, agregó el industrial. No hubo fusarium (hongo que afecta el cultivo) y se llenó grano con un clima frío que los favoreció mucho, todo lo contrario a lo que se preveía.

 

Según dijo Martínez, en el caso de su empresa, todavía no se preparan embarques. “Todo está yendo a plantas de acopio. Hay que apuntar a segregar lo máximo que se pueda, diferenciar todo por calidad y lograr mejores mezclas a la hora de vender, ya sea para colocar arriba de un barco o en el caso de Molino Dolores que tenemos las dos puntas, venderle a los molinos”, apuntó.

 

En cuanto a cultivos de verano, Martínez dijo que casi el 100% de la soja de primera se sembró con buenas condiciones de humedad y la mayoría ya están emergidas o brotadas. También sobra logística para la siembra de los cultivos de segunda, porque las áreas son menores y los productores están aprovechando la humedad del suelo para plantar.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Pais

Publicidad