5 de diciembre de 2015 01:02 AM
Imprimir

En Uruguay la oveja siempre está

El rubro ovino ha vuelto a la consideración pública en los últimos días. Primero por la consideración que tuvo el miércoles 25 de noviembre pasado en la nueva cumbre del ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, con la Asociación Rural, la Federación Rural, Cooperativas Agrarias Federadas, Comisión Nacional de Fomento Rural y […]

El rubro ovino ha vuelto a la consideración pública en los últimos días. Primero por la consideración que tuvo el miércoles 25 de noviembre pasado en la nueva cumbre del ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, con la Asociación Rural, la Federación Rural, Cooperativas Agrarias Federadas, Comisión Nacional de Fomento Rural y la Federación Uruguaya de grupos CREA (Fucrea).

 

En la conversación, Aguerre contó a las gremiales las iniciativas que estaba impulsando para mitigar, frenar o eliminar una de las limitantes del rubro: el robo.

 

La idea es atacar el problema desde todos los planos: las precauciones del productor, la seguridad que debe brindar la Policía, los legisladores actualizando las leyes, la acción efectiva de la Justicia y el involucramiento de las gremiales. En este esquema, Aguerre pone al MGAP como un buque insignia porque alguien debe liderar, tal vez para que las iniciativas no mueran.

 

El otro punto que planteó el ministro fue la lucha contra los predadores, en especial las jaurías de perros y zorros que atacan por la noche, aunque también es fuerte la presencia de aves rapaces, como el carancho, capaz de llevarse la producción de un año de corderos de un pequeño productor en una noche.

 

La segunda aparición pública del rubro fue el viernes pasado en la jornada anual del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL). Lo rescatable fue el buen ánimo que reinó entre los protagonistas, algo que ha sido tradicional con 26 millones de cabezas de stock hasta la década de 1990 o, como se pronostica para el cierre del año, con 6,6 millones.

El panorama de mercados es auspicioso para la carne ovina y para la lana. La gente que trabaja en el rubro, de la que el SUL puede ser una síntesis, tiene las cosas claras y mucho ánimo. Y la oveja siempre está.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Observa

Publicidad