7 de diciembre de 2015 00:45 AM
Imprimir

“En 2016 podríamos sembrar seis millones de hectáreas de trigo”

Lo aseguró David Hughes, presidente de Argentrigo. Estima que con la eliminación de las retenciones al trigo, se abre un nuevo camino para el cereal: más área y mayor tecnología.

1- ¿Cómo ve las políticas que anunció el gobierno electo de Mauricio Macri sobre la eliminación de las retenciones al trigo?

Las primeras medidas que ha anunciado el gobierno de Mauricio Macri de quitar las retenciones al trigo son positivas para agrandar todo lo que se refiere a la cadena. Habrá una mayor producción y esto moverá mucho la economía del interior, habrá más para exportar y para la industria. Además, beneficia el ingreso para el Estado a través de los impuestos. Los Roes y las retenciones fueron una política nefasta para el agro.

 

2- ¿Cuál es el ánimo de los productores tras conocerse estas políticas para el agro?

El productor está entusiasmado, porque la política que hubo no favorecía a la producción. La Argentina puede producir un 70% más de lo que produce con inversiones y tecnología. ANtes había que epdir permiso para producir. Había muchas trabas.

 

3- Ante este nuevo escenario para el cereal, ¿cuánto podría llegar la superficie de trigo en la campaña que viene?

En el 2016 podríamos volver a lo que se sembraba en el 2007, que eran 6 millones de hectáreas y si las condiciones son óptimas, se podría sembrar más superficie. Además se tendría que usar más tecnología. Este año se sembró 3,7 millones de hectáreas y la producción sería entre 9 y 10 millones de toneladas.

 

4- Si se concreta esta mayor producción, ¿podría afectar el precio del trigo?

Hasta que no se implementen las medidas anunciadas, el precio del trigo estará por debajo de lo que sucede en el resto del mundo. Una vez que se quiten las retenciones, tendría que subir el valor del cereal y después, dependiendo de la oferta y la demanda, se acomodorará. Una manera de que no pegue tan fuerte las subas y las bajas en el precio es aprender tanto los productores como la industria a utilizar más los mercados institucionales, como son las bolsas de granos.

 

5- ¿Cuál será objetivo de la cadena triguera?

Hay que volver a conquitar los mercados porque los regalamos. Teníamos el segundo mayor comprador en la misma cuadra (Brasil) y lo ninguneamos. Con estos desmanejos internos nos costará volver a comercializar en el mundo. De todas maneras, es un trabajo que se hace junto con el gobierno. Hay mucho trabajo por delante. Se debe buscar más mercados, no solo Brasil.

 

6- Esta semana hubo acusaciones cruzadas por el aumento en el precio del pan. ¿Cuál es su opinión?

El kilo de harina pasó de $ 2,60 a $ 4,60. Subió $ 2 pesos. Con menos de un kilo de harina, se hace un kilo de pan. Esto quiere decir que el mayor costo del pan no es la harina. No es razonable echarle la culpa al aumento del precio de la harina. Hay otros costos, como la inflación, mano de obra, servicios, impuestos. No es fácil para la mayoría de las industrias aumentar el precio porque hay mucha competencia. Por eso, deben absorver el costo siendo más eficiente y competitivo y ajustando los costos internos.

 

7- ¿Cuál sería una posible solución?

Si se hacen políticas públicas razonables, es de esperar que aumente la producción y y si esto ocurre, tiende a bajar el precio del cereal. Los productos que incrementan su valor son los que escasean. Pero lamentablemente tendremos que esperar hasta la cosecha de 2016 para ver los resultados en el precio de la harina

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Clarin

Publicidad