9 de diciembre de 2015 12:26 PM
Imprimir

Arriba China: produce 76 millones de toneladas de carnes

Duplicó la producción de maíz y es el mayor fabricante de alimentos balanceados

Debido a los cambios en las dietas alimenticias y con 76 millones de toneladas por año de carne vacuna, de pollo y de cerdo, China es hoy el mayor productor del mundo de productos cárnicos así como también el mayor fabricante de alimento balanceado para animales. Es uno de los datos a tener en cuenta para “comprender por qué la Argentina debe apuntar a este mercado. Poder delinear planes a largo plazo es el verdadero desafío”, señaló Horacio Busanello, ejecutivo del Grupo Los Grobo, uno de los conferencistas que participaron en la jornada de cierre de año que organizó Agroeducación en Rosario, la que también sirvió para presentar el Curso de Postgrado en Agronegocios 2016.

En China, explicó Busanello, la alimentación comercial para producir carnes incluye una variedad de materias primas que puede ser alterada dependiendo de las condiciones del mercado, pero los ingredientes predominantes son el maíz y la harina de soja. El objetivo de autosuficiencia en granos, de larga data, ha dado lugar a varias políticas por parte del gobierno dirigidas a apoyar y ampliar la producción de maíz, lo que resultó en que esta se duplicara entre 2000 y 2013.

 

La producción de maíz en China ha superado a la de trigo y arroz, y se convirtió en cultivo más importante del país en 2012. En contraste, la producción de soja fue relativamente plana a lo largo de este período y se redujo a menos de 12 millones de toneladas en 2013, lo que lleva a China a ser su principal importador mundial. Mientras que las restricciones de importación y de apoyo a los precios internos tuvieron éxito en la expansión de la producción de maíz, las políticas también provocaron grandes excedentes, procedentes de las existencias gubernamentales: las compras de maíz se hicieron a precios muy por encima de los del resto del mundo.

 

 

Recortes a precios sostén

Dada esta situación, China anunció que planea recortar el precio sostén que ofrece a productores del cereal en un 10 por ciento para la campaña 2016/17, extendiendo una reducción similar que ya efectuó este año. El objetivo es reducir la amplísima disponibilidad de inventarios que tienen el país, y generar planes de siembra en favor de trigo y soja. China cuenta con stocks de 114 millones de toneladas, lo que representa el 54 por ciento de las existencias mundiales del cereal.

 

 

Medidas de shock

Salvador Di Stefano, director de Agroeducación, dio su opinión respecto de cómo podrá encarar el nuevo gobierno los primeros 100 días de gestión.Con la política cambiaria en el ojo de la tormenta, el analista esbozó que son necesarias medidas de shock y un tipo de cambio elevado para que el mercado no se anticipe a la devaluación y se puedan reacomodar las variables macroeconómicas.

 

Por su parte, Carlos Etchepare, reflexionó sobre las 13 propuestas de campaña de Cambiemos; a su entender, la más inmediata a aplicar sería la quita de retenciones al agro, ya que el resto (enfocadas en inversiones, infraestructura, subsidios) se aplicarían en el mediano a largo plazo. En maíz, de hecho, los precios ya muestran retenciones cero; los 150 dólares que se pagan en el mercado por el maíz de la nueva cosecha están a la par de los valores negociados en Chicago (mercado de referencia), en un contexto en el que el maíz en el mundo abunda. La mayor parte del “cambio” sectorial ya está en el mercado.

 

 

Maíz

Patricio Lagger también coincidió con este contexto, tanto en el precio local como en los “fundamentals” de mercado para el cereal. Los precios del maíz están muy deprimidos; se viene de dos grandes cosechas en Estados Unidos aunadas a una de Brasil, donde este último se convirtió en un gran participante del mercado exportador del cereal (segundo detrás de Estados Unidos con 32 millones de toneladas).

 

 

Soja

Hablando de soja, el escenario de precios internacional tiene al poroto en valores similares a los de 2009, en mínimos de los últimos seis años. En un escenario de oferta abundante y una demanda que no aprieta el acelerador, estamos en Chicago con una soja de referencia para la nueva campaña que rasguña los 330 dólares y, en un escenario de retenciones de 30 por ciento (de aplicarse una reducción del cinco por ciento), nos da una capacidad teórica de pago de la exportación de 215 dólares, cuando el valor de referencia en el mercado de futuros es de 222 dólares

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: AgroVoz

Publicidad