9 de diciembre de 2015 17:01 PM
Imprimir

Paladini saluda los cambios y marca la cancha a competencia

Es un plan a dos años para ampliar su capacidad productiva en un rubro que está recibiendo competidores extranjeros.

El frigorífico Paladini SA anunció un plan de inversiones por $ 567 M para los próximos dos años para ampliar su capacidad de producción. El desembolso se enmarca enfáticamente en el cambio político de la Argentina, “con motivo del nuevo panorama económico del país, de apertura hacia el mundo y promoción de las actividades productivas”, según reza un comunicado de la compañía de capitales rosarinos.

“El plan, impulsado por las expectativas de cambio, activa diversas contrataciones en las plantas de Villa Gobernador Gálvez, Villa Amelia y en los centros de reproducción porcina de La Toma (San Luis)”, agrega el mismo parte de prensa.

 

Este será el plan de obras:

1- En Villa Gobernador Gálvez se continuarán los trabajos de ampliación de la sala de máquinas para dotar de mayor capacidad de producción al establecimiento central de elaboración de chacinados, así como la ampliación de los sectores de producción de fiambres cocidos y salchichas, y en su planta de faena.

2- En Villa Amelia se realizarán importantes construcciones para potenciar la actividad del criadero de porcinos, mientras que en los centros de reproducción porcina se ampliará la capacidad de producción y de “integración” de la cadena productiva que va desde las granjas a las góndolas.

El plan de inversiones por $ 567 M se concretará en el plazo de dos meses y generará nuevos puestos de trabajo en el interior del país. Se desarrollará en su mayoría con aportes de capital propio, y en menor parte, créditos bancarios.

“Este proyecto tiene un simbolismo muy especial, y refleja que Paladini apuesta a mantener su liderazgo y competitividad, considerando a las inversiones como el principal motor económico”, concluye la comunicación de la compañía.

 


MARCAR LA CANCHA

La decisión de la firma rosarina refrenda la decisión de consolidar posiciones en el mercado de los alimentos que está a full en cuanto a movimientos de piezas de grandes jugadores. Arcor acaba de ingresar con un 25% de la láctea Mastellone, un grupo chino avanza con las tenencias del frigorífico brasileño Marfrig en Argentina, mientras que BRF, también de capitales brasileños, le compró en octubre último varias marcas a Molinos y acaba de quedarse con el frigorífico Campo Austral, para jugar fuerte en el negocio de los manufacturados porcinos.

BRF pasó a controlar la marca de Salchichas Vienísimas, las de hamburguesas Paty y Goodmark y también controla los embutidos Sadia, rubros en los que también juega fuerte Paladini. Con ese contexto, los desembolsos anunciados por la firma que tiene cuarteles centrales en Villa Gobernador Gálvez pueden leerse como una forma de marcar la cancha y recordar la localía.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Punto Biz

Publicidad