10 de diciembre de 2015 14:28 PM
Imprimir

El aturdimiento de los cerdos utilizando dióxido de carbono

La segunda operación en el sacrificio de los cerdos es el aturdimiento (la primera es el encadenado de la pata trasera). La idea principal es insensibilizar al animal para que esté inconsciente antes de desangrarlo. Esto es muy necesario por dos razones: asegurarse de que se evita el sufrimiento innecesario de los animales y conseguir […]

La segunda operación en el sacrificio de los cerdos es el aturdimiento (la primera es el encadenado de la pata trasera). La idea principal es insensibilizar al animal para que esté inconsciente antes de desangrarlo. Esto es muy necesario por dos razones: asegurarse de que se evita el sufrimiento innecesario de los animales y conseguir que éstos no se muevan para realizar un picado más efectivo. Históricamente, el proceso de sacrificio o faenado de los cerdos ha cambiado.

En un principio, el picado del cerdo se realizaba sin aturdimiento y directo en el corazón. El aprendizaje empírico y la observación de problemas en la carne han modificado las técnicas de sacrificio. El picado directo al corazón no permitía que se desangrara por completo la canal y la aparición de derrames sanguíneos y hematomas era muy frecuente.

 

Los procesadores se fueron educando y los avances de la ciencia se introdujeron y han venido cambiando los métodos de aturdimiento. Se han utilizado diferentes tipos, como el de golpe, el pistón cautivo, el eléctrico, y en estos últimos años el que utiliza el CO2.

 

 

Descripción del proceso. El proceso del aturdimiento con CO2 consiste en anestesiar los animales colocándolos en un ambiente casi saturado de dióxido de carbono. Existen compañías que venden esta tecnología y la instalan en los rastros. Los animales entran en una serie de corrales en pequeños grupos (típicamente 12). La pared del lado por donde entraron a este corral comienza a empujarlos gentilmente hacia una cabina que funciona como un elevador. Al entrar en este espacio, los cerdos son bajados hacia un compartimiento donde la concentración de CO2 es de entre 80 y 90%. La parte superior de esta cabina no es cerrada, de manera que se puede observar a los cerdos durante este proceso. Los animales respiran esta atmósfera por alrededor un minuto y quedan inconscientes.

La cabina sube a la altura original y una puerta se abre en el lado opuesto por donde entraron. El piso de la cabina se eleva hacia donde está abierto y los cerdos ruedan hacia donde serán encadenados de la pata trasera y posteriormente desangrados. Durante todo el proceso, los cerdos van en grupo y son manejados con gran cuidado. El hecho de que los animales entren en grupo les evita el estrés. Por el contrario, en otros métodos de aturdimiento que se realizan individualmente, el cerdo sufre de estrés por haber sido aislado de sus compañeros.

 

 

Eventos a nivel fisiológico

Para verdaderamente comprender el efecto del dióxido de carbono en el cuerpo, es importante entender cómo funciona esta molécula en el animal vivo. El COes el sistema de regulación de pH natural del organismo. Los pulmones y los riñones son los órganos encargados de mantener y regular la homeostasis de la sangre. El pH fisiológico del cerdo es de 7.4; no obstante, si se mide en la sangre venosa, cargada de CO2, el valor será de 7.35 (ligeramente más ácido). Por el contrario, en la sangre arterial el valor del pH es de 7.45, dado que la concentración de CO2 es mucho menor en la sangre oxigenada. Note que el valor del pH cambia sólo 0.1 unidades de pH y ese es el rango máximo de tolerancia. Arriba o debajo de este rango, la vida del animal no es posible.

Entre aquí para leer el artículo completo del Dr. Jesús Velazco publicado en la más reciente edición de CarneTec.

– See more at: http://www.carnetec.com/Industry/News/Details/63129#sthash.3OoiTFVa.dpuf

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Carnetec

Publicidad