10 de diciembre de 2015 15:31 PM
Imprimir

Grandes exportadoras pagan la soja $300 más cara

Cooperativas ganan fuerza en Bolsa Rosario

Hace dos semanas que el mercado de soja está casi paralizado por la decisión de los productores de no vender a la espera de la prometida devaluación y quita de retenciones. También contribuye a tener el mercado en pausa la parálisis de los mercados de futuros de dólar.

Pero las fábricas y las exportadoras igual siguen necesitando el grano para abastecerse. Además, quieren apurar compras de oleaginosa para no pagar más por el grano después (ya operan a contra-margen) y también quieren sacarse pesos de encima. Es por eso que el viernes pasado sí hubo operaciones en Rosario, aunque la variedad de precios cotizados generó malestar entre corredores.

En efecto, las fijaciones que se pactaron el viernes en la plaza Rosario para el común de los corredores fue de $2,600. Un corredor de los grandes (con negocios integrados a la acopio) consiguió vender a $2700. Pero la gran diferencia la hicieron las cooperativas (con AFA a la cabeza) que vendieron a $2,900. ¿Quiénes compraron? Temprano operadores coinciden en señalar a Dreyfus pero hay versiones encontradas sobre la participación de Cargill. No obstante, por la tarde informaron a punto biz desde Dreyfus de que ellos el viernes no pagaron $3.000 y los máximos precios concretados estuvieron en $2.700. Con todo, a diferencia de otras ocasiones, dónde los lotes que ofrecían las cooperativas eran realmente grandes, esta vez consiguieron una diferencia muy importante sin ofrecer una cantidad excesiva de toneladas, ya que prima en los chacaeros la decisión de no vender.

Esta mañana, la Cámara Arbitral de la Bolsa de Comercio de Rosario confirmó que se pagaron el viernes precios bastante superiores a los $2,600 ofrecidos de manera abierta en la Bolsa ya que publicó como precio de Pizarra $2,850. Y cuando salieron los valores cámara, empezó a correr el malestar en el recinto de operaciones (si bien no tuvo la virulencia de anteriores reclamos). El ruido llegó al titular del Centro de Corredores de Cereales, Carlos Dallaglio, quién al mediodía bajó al recinto a escuchar posturas y reclamos de los asociados que ven cómo el mercado institucional se vacía al tiempo que las cooperativas los van corriendo del negocio.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Punto Biz

Publicidad