12 de diciembre de 2015 11:00 AM
Imprimir

Retenciones: A partir del lunes 14/12 anunciarían quitas y rebajas

Lo anticiparon los ministros Prat Gay, de Hacienda, y Buryaile, de Agricultura, quien pidió "confianza" a la productores. En la campaña Macri había prometido eliminar los derechos de exportación para el trigo y el maíz, y una rebaja en los de la soja.

La quita, en algunos casos, y rebaja, en otros, de las retenciones a las exportaciones de granos prometida por Mauricio Macri en la campaña se realizará “en los próximos días”, probablemente de “la semana que viene”, de acuerdo a lo que anticiparon distintos funcionarios del flamante gobierno. 

 

Al ser consultado por la prensa al respecto, el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, dijo que “seguramente será la semana que viene” que se oficialice la medida.
En tanto, el ministro de Agricultura, Ricardo Buryaile, dijo en una conferencia de prensa que la eliminación o rebaja de retenciones, de acuerdo a los casos, es algo que “está decidido”.
“Quitar las retenciones está decidido”, afirmó en su primera conferencia de prensa, acompañado por los secretarios de Agricultura, Ricardo Negri, y Valor Agregado, Néstor Roulet, quien, como él, fue subsecretario de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA, una de las cuatro entidades de la Mesa de Enlace del campo).
“Será en los próximos días.  Les pido a los productores que confíen”, añadió. Aunque no dio mayores precisiones, si dio a entender que la medida acompañará las que se tomen en materia cambiaria ya que, señaló, si se da una sola de las dos, los exportadores seguirían sin vender a la espera de que mejore la otra variable.
La promesa de Macri fue eliminar las retenciones a la mayoría de los productos del campo y bajar 5 puntos los de la soja, con los que las ventas al exterior de granos de soja pasarían a tributar un 30% y las de aceites y harina, el 27%.
“Vamos a tratar como primera medida devolverle la competitividad a la actividad”, dijo el ministro, que además ubicó a la problemática del Alto Valle como “el tema más urgente” en las economías regionales.
Más temprano, Buryaile adelantó que el primer sector a atender para paliar su “grave crisis” será el lechero. Además, consideró “desmedido” el aumento reciente del precio de la carne vacuna y estimó en US$6 mil millones  las divisas que ingresarán en los próximos días por liquidaciones de productores y adelantos de las empresas cerealeras.
Buryaile anticipó que “hoy nos reuniremos con algunos integrantes de la Mesa Lechera, y va a ser el primer sector al que vamos a enfocar nuestra política y ayuda”.
En declaraciones a radio FM Cultura, el ministro señaló que “los precios internacionales, el sobre stock y la falta de rentabilidad del sector han provocado una situación desesperante”.
Los tamberos “pierden más de un peso por litro de leche que venden”, y “vamos a atacar y coordinar las medidas de fondo con Economía y el momento oportuno de anuncios”, añadió.
El ministro cuestionó, por otra parte, que la carne vacuna “ha tenido un aumento (en su precio) desmedido, desproporcionado, que no condice con la realidad”, y dijo: “vamos a analizar qué está pasando y trabajar con carnes alternativas de pollo y de cerdo”.
“La idea es hablar con la industria frigorífica, que se comprometió a abastecer el mercado interno, mientras se recompone la oferta de animales”, dijo Buryaile.
Explicó luego que “se ha generado una expectativa positiva a partir del nuevo gobierno y hoy, después de haber perdido stock vacuno, el sector está reteniendo para poder aumentar la oferta de carne”.
“Por eso hay menos oferta; cuando había liquidación entre 2008 y 2010 había carne barata y perdimos 12 millones de cabezas”, resaltó.
El ministro dijo que los aumentos, aún cuando no hay exportación, se dan “por un proceso de falta de inversión que hubo”, mientras ahora “ven que hay posibilidades de mercados internacionales y la vaca que iba para faena la dejan para cría, y al novillo le ponen unos kilos más”.
“Es un momento de transición y vamos a trabajar con las cadenas para no desabastecer al mercado interno y que no haya pícaros”, prometió.
A mediano plazo, agregó, “cuando tengamos exportaciones plenas y abierto el mercado norteamericano, que está para abrirse, lo que vamos a garantizar son cortes determinados a precios populares”.
“Queremos que los cortes de alto valor, que se cobran más caro, subsidien al consumo interno. Si cobro a un europeo mucho más caro el lomo, eso se tiene que traducir en cuartos delanteros y costillares más baratos”, precisó el ministro.
Sobre el ingreso de divisas, Buryaile dijo que además de la liquidación de los granos retenidos por los productores -unos US$4.500 millones estimados por la soja- “estamos en conversaciones” con las cerealeras, que “van a adelantar algunos fondos”.
El cambio de comportamiento respecto de los últimos meses, agregó, se verificará “a medida que se vea una política monetaria sólida, un tipo de cambio confiable, y que esa tendencia se va a mantener a lo largo del tiempo; hay que darle confiabilidad al mercado”, dijo.
“El conflicto entre el gobierno y el campo se terminó, los problemas existen y tenemos que trabajar juntos para solucionarlos”, concluyó Buryaile
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Urgente 24

Publicidad