12 de diciembre de 2015 11:19 AM
Imprimir

Apuran agrodólares para abrir el cepo mientras negocian créditos del exterior

Las divisas que están en el país serán la primera fuente con la que el Gobierno buscará fortalecer las reservas antes de devaluar. Los fondos de inversión esperarían a marzo

A contrarreloj, el equipo económico que lidera Alfonso Prat-Gay intenta alcanzar, al menos, una parte de los dólares que se necesitan para respaldar las medidas económicas que formaron parte de la campaña electoral de Mauricio Macri, en especial, liberar las restricciones cambiarias. Por ahora, medidas para “sobrevivir con lo nuestro”, atadas a acuerdos locales con bancos, cerealeras y emisiones de deuda provincial, aparecen como las vías más probables, mientras se demoran los acuerdos con bancos y fondos de inversión del exterior.

 

“Vamos a abrir el cepo cuando estén dadas las condiciones” y “estamos buscando otras fuentes de divisas” fueron dos frases que el fin de semana pasado dejó el ministro de Hacienda y Finanzas en diálogo con PERFIL y otros medios. Se refería a la búsqueda de mecanismos que fortalezcan las reservas del Banco Central, que ayer bajaron a US$ 24.854 millones, para poder unificar el tipo de cambio en una cotización entre el dólar oficial y el paralelo.
Sin embargo, luego del regreso del secretario de Finanzas, Luis Caputo, de su viaje por Estados Unidos para ver al mediador de la causa buitres y contactarse con fondos de inversión, gana peso la idea de conseguir divisas primero en el país.

 

Si bien parte del plan original comprendía el anuncio de acuerdos cerrados que permitiera calmar las expectativas antes de la asunción de Macri, para los flamantes responsables de las finanzas nacionales, las divisas más accesibles son las que están en el mercado doméstico en manos de cerealeras –que ya cuentan con cierta gimnasia para pactar puentes de billetes–. Los contactos para un adelanto de liquidaciones de divisas hacen hincapié en que si financiaron la administración Kirchner vía Guillermo Moreno, bien podrían hacer un gesto con un gobierno recién llegado. El número en danza oscila entre los US$ 3 mil y US$ 5 mil millones.

 

El combo sería completado más adelante con préstamos cortos de bancos de inversión y organismos multilaterales de crédito que demandan más tiempo. Sin embargo, hoy el trabajo está centrado en los resultados que puedan mostrarse a partir del próximo lunes, cuando en el mercado esperan que Federico Sturzenegger –ya al frente del Banco Central– rompa con la inercia de las últimas ruedas.

 

“Los dólares que hoy están más a mano de la nueva gestión son los que se pueden conseguir a través de acuerdos con cerealeras y lo que se logre liquidar, ya que los acuerdos con los bancos de inversión están demandando un mayor grado de negociación y podría verse un desembolso con suerte en marzo”, explicó Miguel Kiguel, asesor del board económico de Cambiemos. Y luego agregó: “Lo mismo sucede con los organismos multilaterales de crédito, cuyos préstamos podrían materializarse recién en abril”.

 

Además, en la nueva gestión estiman que los productores podrían retener hasta unos US$ 8 mil millones guardados en silobolsas, que serían liberados una vez eliminadas las retenciones al maíz y al trigo, bajadas en el caso de la soja. Cerca de Prat-Gay creen que en el BCRA encontrarán unos US$ 7 mil millones en reservas líquidas, aunque no descartan sorpresas.

 

Además de las cerealeras, el paquete de dólares urgentes podría incluir, como anticipó PERFIL hace dos semanas:
◆ la emisión de deuda subsoberana, tanto de provincias como de YPF;
◆ un posible refinanciamiento de una letra intransferible que el Tesoro impuso en 2006 al BCRA para el pago de casi US$ 10 mil millones al FMI.

 

Buitres. La principal traba para acceder a financiamiento a una tasa razonable sigue sin resolverse y los buitres se ven cada vez más urgidos. El fondo Aurelius Capital Management, uno de los acreedores de la deuda pública argentina que no ingresaron a los canjes de 2005 y 2010, pidió ayer una reunión con el nuevo equipo económico, para llegar a destrabar el conflicto con el país.

 

“Esperamos reunirnos con los nuevos funcionarios de Argentina y trabajar hacia una solución pronta, constructiva y largamente retrasada de nuestra disputa”, indicó.

 

 

Dólar ahorro, aún sin cambios
Con la atención puesta en el primer discurso de Mauricio Macri presidente, en el que no se anticiparon medidas económicas, la City vivió un día sin sobresaltos. El tipo de cambio oficial cerró a $ 9,77, y el dólar blue se operó a $ 14,80, unos ocho centavos por encima del promedio del miércoles. El Banco Central, que tras la renuncia de Alejandro Vanoli quedó en manos de Miguel Pesce, vicepresidente de la entidad, cedió unos US$ 69 millones por dólar ahorro, mientras que los bancos señalaron que la operatoria fue normal con algunos baches en el sistema, como sucedió en los días previos.

 

El Central vendió también US$ 170 millones en el mercado mayorista, y las reservas perforaron los US$ 25 mil millones, para terminar en US$ 24.855 millones. En la Bolsa, los inversores se mantuvieron cautos y el volumen de negocios fue bajo. El índice Merval retrocedió 1,5% y se ubicó en 13.097 puntos, y los bonos en dólares tuvieron leves subas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: FortunaWeb

Publicidad