14 de diciembre de 2015 01:35 AM
Imprimir

Bolivia incrementa la seguridad alimentaria en la venta de carne de cerdo de cara a las Navidades

El Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT) de Bolivia, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria SENASAG y el Observatorio Agroambiental y Productivo OAP, ha comunicado que van a incrementar el control al comercio de carne de cerdo, en los principales centros de abasto del país, inicialmente en las ciudades […]

El Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT) de Bolivia, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria SENASAG y el Observatorio Agroambiental y Productivo OAP, ha comunicado que van a incrementar el control al comercio de carne de cerdo, en los principales centros de abasto del país, inicialmente en las ciudades de La Paz y El Alto, por el incremento en la demanda de este producto a causa de las festividades de fin de año.
“El SENASAG, que es el ente sanitario y de inocuidad alimentaria en los tramos productivos y de procesamiento de Bolivia, junto al Viceministerio de Defensa de los Derechos del Usuario y Consumidor (VDDUC) y el Observatorio Agroambiental (OAP), realizaron una visita al mercado Garita de Lima, para verificar que la carne de cerdo que se está comercializando en ese lugar cumpla con las normativas de inocuidad alimentaria y que provenga de mataderos Autorizados”, señaló Jaime Arguello, jefe distrital del SENASAG La Paz.

Según informes brindados por la entidad sanitaria, el incremento en el consumo de carne de cerdo ocasionaría la matanza clandestina de este animal, lo que pondría en grave riesgo a la salud del consumidor final y al medio ambiente.

Arguello, dio a conocer que en la ciudad de El Alto existiría una localidad donde se utilizarían traspatios de viviendas y ambientes improvisados que no cumplen con los mínimos requerimientos de las normas sanitarias sobre manejo de carne, para faenar cerdos.

“Según informes extraoficiales tenemos conocimiento de que en la ciudad de El Alto existe un poblado, ubicado en la ruta a Laja, que se dedica de forma clandestina al faeno de cerdos, por consiguiente sabemos en qué condiciones se faena a esos animales o si están cumpliendo con las Buenas Prácticas de Manufactura o BPM, que garantizan que un producto sea inocuo y apto para su consumo, por eso estamos verificando que la carne que llega a las ciudades provengan de mataderos autorizados como el de Achachicala o Los Andes”, acotó.

La autoridad sanitaria también indicó que el control al comercio de carne de cerdo se incrementara y se está organizando un cronograma en coordinación con otros entes del nivel central y municipal de control, para supervisar la venta de carne de cerdo hasta después de las festividades de año nuevo, con el fin de proteger la salud de la población.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Eurocarne

Publicidad