14 de diciembre de 2015 16:23 PM
Imprimir

Sentados sobre la soja

En Brasil los productores esperan por un nuevo rally del dólar. Enlentecieron la comercialización aunque siguen bien por delante de un año atrás. Los productores argentinos se la juegan a Macri y a la devaluación.

Al cierre del año, con una cosecha récord estadounidense ya en la bolsa, los agricultores sudamericanos terminan alejados del mercado y concentrados en la siembra de la soja. En el caso de los brasileños, esperando porque el dólar vuelva a escalar. Los argentinos apostando a un salto devaluatorio con la administración Macri. En Uruguay, sin expectativas tan grandes sobre la divisa, espera por precios mejores con un potencial alcista que hoy es, por lo menos, acotado.

Los consumidores mundiales, con China a la cabeza, se pueden abastecer sin problemas con la cosecha estadounidense y con el remanente de la zafra pasada brasileña. En este país los productores sacaron el pie del acelerador en sus ventas de soja para la campaña que recién están terminando de sembrar. Los agricultores aprovecharon los saltos en la cotización del dólar para cerrar precios a niveles atractivos en reales.

A partir de setiembre-octubre la divisa perdió impulso y eso se trasladó a la comercialización. Una muestra de ello es lo que sucede en Mato Grosso, el principal estado productor de la oleaginosa. El Instituto Matogrossense de Economía Agropecuaria informó que hasta los primeros días de diciembre se había comercializado el 55,35% de la cosecha de soja proyectada para 2015/2016 en un avance de solamente 2,2 puntos porcentuales respecto a un mes atrás (53,1%). Igual, el porcentaje está bien por encima del 25,1% de un año atrás.

En Argentina los agricultores tuvieron el condimento adicional para esperar porque se sincere el mercado de cambio. El jueves 10 asumió Mauricio Macri con expectativas de los productores que pueden ser excesivas en cuanto a los cambios de corto plazo que podrá adoptar el nuevo gobierno. Según las cifras oficiales, quedan por comercializar entre 13 millones y 17 millones de toneladas de las zafras anteriores. En general, hay expectativas moderadas a bajas sobre un aluvión de oferta desde Argentina con un ajuste en el tipo de cambio. La comercialización de la soja nueva sigue en niveles muy acotados al igual que el año pasado con más del 95% de los negocios con precios a fijar.

En Uruguay el porcentaje de comercialización de la soja nueva no debe llegar al 15% o 20% con una proporción de negocios con precio fijado casi marginal respecto a la producción total. De los negocios cerrados la amplia mayoría es por precio a fijar para conseguir financiamiento bancario o acceder a los insumos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agrotemario

Publicidad