15 de diciembre de 2015 11:06 AM
Imprimir

Capacitan 56 veterinarios para prevenir fiebre aftosa

Sector privado apoyar la campaña y defiende vacunación

El sector privado remarcó su compromiso de continuar trabajando integrado con el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) en las distintas campañas sanitarias y pidió dotar a la secretaría de Estado del mayor apoyo económico y humano para evitar una reintroducción de la fiebre aftosa. Uruguay lleva 14 años sin focos de fiebre aftosa ni actividad viral y en América del Sur pasaron casi 4 años en las mismas condiciones.

 

Hoy la prevención y la vacunación del rodeo son las mejores herramientas para mantener alejada a la enfermedad y por eso el MGAP capacitó a 44 veterinarios oficiales y 12 privados en la lucha contra la aftosa, mientras que el año próximo comenzará con la capacitación de productores.

 

Uruguay depende mucho de sus exportaciones agropecuarias y tiene abiertos los mercados cárnicos más exigentes —EE.UU., Unión Europea, Corea, China, México y otros— y la prevención de la aftosa es la meta fundamental. El problema es que hay muchos veterinarios que se recibieron posteriormente a la epidemia de 2002 y muchos productores que nunca vieron la aftosa. Por eso, hay que capacitarlos para que puedan denunciar cualquier sospecha.

 

En el marco de la primera jornada de actualización técnica para veterinarios públicos y privados sobre situación actual y perspectivas de fiebre aftosa en el Uruguay, celebrada días atrás en la Dirección de Laboratorio Veterinario “Miguel C. Rubino”, también se desarrolló una mesa redonda.

 

Contó con la participación del ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre; el director de los Servicios Ganaderos del MGAP, Francisco Muzio; el presidente de la Academia Nacional de Veterinaria, Raúl Casas; Jorge Bonino por la Asociación Rural; Carlos Morón por la Sociedad de Medicina Veterinaria del Uruguay; Juan José Senatore por la Federación Rural; Joaquín Mangado por Comisión Nacional de Fomento Rural, y Ricardo de Izaguirre, presidente del Inale. “Se ve que la acción de los servicios oficiales y su interacción con el sector privado es correcta, pero cuando se analiza la situación a nivel regional, es cuando aparecen cosas que preocupan, porque ante enfermedades víricas las barreras políticas no existen”, destacó Bonino.

 

Los privados demandaron a organismos internacionales fuertes (como el Centro Panamericano de Fiebre Aftosa) al momento de pensar en erradicar la enfermedad en América, pasando por la creación de un banco de vacunas que está en marcha, la adopción de un plan general de erradicación para todos los países, así como transparencia y compromiso para que no haya ningún insuceso

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Pais

Publicidad