16 de diciembre de 2015 15:39 PM
Imprimir

Di Stefano: Sin subsidio al flete, el interior necesita un dólar de $ 20

El economista analizó la decisión de quitar retenciones y dijo que los costos logísticos para quienes están a más de 300 kilómetros del puerto son un aspecto clave a solucionar.

“¿La baja de las retenciones es buena? Sí. ¿Soluciona todos los problemas? Más o menos. Es una buena medida pero que no tendrá un efecto práctico si no se acompaña rápidamente por una mejora del tipo de cambio y algún tipo de política que permita reducir los costos logísticos que afrontan los productores”.

La evaluación es del analista Salvador Di Stefano, en el marco de una entrevista con Agrovoz en la que, además de analizar los anuncios del presidente Mauricio macri, proyectó que los productores ubicados a más de 300 kilómetros del puerto –aún con los cambios en los derechos de exportación– necesitan un dólar de 20 pesos para ser competitivos, por lo que un tema primordial a solucionar son los altos costos logísticos

 

 

– ¿Qué otras medidas deben acompañar a los cambios en retenciones?
– Las retenciones son muy importantes porque son un impuesto distorsivo y vienen a corregir precios relativos de la economía. Pero para que tengamos un mundo ideal falta liberar los ROE y un tipo de cambio mucho más alto que el actual, en torno de 20 pesos, para que la producción del interior sea rentable.

 

 

– ¿20 pesos?
– Sí. La soja ahora va a quedar con una retención del 30 por ciento, lo que significa unos 220 dólares. Un campo en Córdoba supongamos que rinda 25 quintales por hectárea, entonces dejaría un ingreso bruto cercano a 550 dólares. Si a ese precio, multiplicado por un dólar de 14 o 15 pesos, le restás el flete para llegar a puerto, el costo de sembrarlo y el alquiler, no te conviene hacer soja con un tipo de cambio de 15 pesos. Otro ejemplo es la carne. En Brasil, el kilo de media res en gancho cuesta 2,50 dólares. En Argentina, con un novillito en pie en 33 pesos, en gancho no cuesta menos de 50 pesos. Ergo, para competir con Brasil, ¿qué tipo de cambio necesitás? 20 pesos.

 

 

– El flete es la clave, entonces…
– Es que es una realidad: los problemas de costo son muy importantes. Un productor de Río Cuarto u Oncativo está con un problema de flete monumental. El combustible internamente tiene un valor equivalente a 77 dólares el barril cuando en el mundo es 37 dólares. A mí me parece que si el Gobierno termina colocando un tipo de cambio en torno de 15 pesos, se va a quedar corto para el sector agropecuario, sobre todo para los que están a más de 300 kilómetros del puerto.

 

 

– ¿Y eso se soluciona sólo con una suba del dólar?
– En Argentina uno tiene tres problemas: materias primas en baja, competencia desleal de Brasil que devaluó 100 por ciento el último año y un costo de flete importantísimo. El tema es cómo hago para ser rentable con estas tres cuestiones y la forma es bajarle los impuestos al productor, subsidiarle el flete o darle tipo de cambio.

 

 

– Pero una devaluación no beneficiaría a todos por igual
– No, las retenciones tampoco. Depende del sector, distancia a puerto, rinde de la tierra. No es que por un acto de magia vos bajás las retenciones y el campo pasa a ser rentable en toda la Argentina. Para los productores de leche, por ejemplo, esto es una tragedia. Les sube los costos notoriamente y el precio de la leche no va a mejorar en ese mismo nivel. Con el dólar, lo mismo: necesito un tipo de cambio de 20 pesos para poder exportar carne vacuna, pero con 15 pesos voy a estar bien para exportar pollo o puedo desarrollar el mercado de carne de cerdo. No es para todos por igual.

 

 

– Pero lo concreto es que, sin subsidio al flete, lejos del puerto se necesita un dólar a 20 pesos…
– Exactamente.

 

 

– En este contexto, ¿qué recomendaciones le da a los productores que están tomando decisiones en estos días?
– El mensaje es el de siempre: tratar de ser lo más eficiente y productivo posible. Y en esta etapa, estar muy atento a los costos: qué conviene y no hacer. El que está a 300 kilómetros de puerto va a seguir en una situación comprometida, el ganadero va a seguir muy ajustado y el gobierno debería dar una respuesta muy concreta. Una cuestión importante es la cadena de comercialización, que se queda con una buena porción de rentabilidad del sector productivo. Como productores, o hacemos un esfuerzo para unirnos y entrar a la cadena de comercialización, o si no reclamar para quedarnos con una parte

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: AgroVoz

Publicidad