17 de diciembre de 2015 17:25 PM
Imprimir

Ya son oficiales los cambios en retenciones: qué dice el decreto

En los considerandos, el Gobierno sostiene que es una acción “destinada a superar la crisis agropecuaria y reactivar el sector

El Gobierno nacional publicó en el Boletín Oficial el decreto por el cual comenzó a regir la eliminación de las retenciones a las exportaciones de las economías regionales y todos los granos menos la soja, que tendrá una reducción de alícuota de cinco puntos porcentuales.

En rigor, la normativa no elimina los derechos de exportación si no que los reduce a cero por ciento, mientras que las excepciones no se agotan en la soja sino que abarcan también a otros productos como cueros, lanas, el corcho y el papel o cartón para reciclar.

A partir de ahora, la soja pagará 30 por ciento cuando sea exportada como materia prima sin procesa y 27 por ciento cuando sea algún derivado industrializado, según puede observarse en los anexos del decreto.

 

 

Superar la crisis

En los considerandos del decreto 133/2015 –firmado por el presidente Mauricio Macri, su jefe de Gabinete, Marcos Peña; y los ministros de Hacienda y Finanzas, Alfonso de Prat Gay; y de Agroindustria, Ricardo Buryaile–, el Estado asegura que toma estas medidas con el fin de “revertir los indicadores negativos de la economía argentina, incluyendo acciones concretas destinadas a superar la crisis agropecuaria y reactivar al sector, eliminando las trabas y restricciones que hoy limitan su capacidad, al tiempo que se favorece el cuidado del capital natural de nuestros suelos”.

“Es necesario brindar una solución a la problemática actual de la disminución del área sembrada y de producción de cereales, así como revertir el deterioro que sufren las exportaciones de las economías regionales y el mercado de todas las carnes”, menciona el texto normativo.

 

 

Granos y carnes

En ese marco, hace referencia a la caída de la superficie sembrada de trigo de la presente campaña y de las estimaciones de retroceso en la siembra de maíz, mientras que para la soja advierte que “el aumento del área sembrada y la cosecha record de la última temporada, no ha evitado frenar el deterioro de la competitividad y rentabilidad de toda su cadena de valor asociada”.

Para el caso de la carne, los argumentos del Gobierno indican que “atraviesa una de las peores crisis de su historia, evidenciada por la sistemática reducción del plantel ganadero que se observa período tras período, el consecuente cierre de las plantas frigoríficas y una marcada disminución de los volúmenes exportables en situación inversa a lo que sucede en los otros países de la región”.

 

 

Medidas

“En razón de lo expuesto, es necesario adoptar medidas concretas y efectivas para solucionar la grave crisis económica que viven los sectores apuntados, ayudando a los productores y las cadenas de valor asociadas a revertir el deterioro sufrido en el último tiempo, tendiendo a fomentar el desarrollo de la industria exportadora y promover el agregado de valor nacional”, destaca el decreto.

Además, califica a las retenciones de “elemento distorsivo que desalienta la producción” y sostiene que “en la actualidad no logran cumplir ninguno de los objetivos extra fiscales para las que fueron trazadas, existiendo un marcado deterioro del nivel de crecimiento económico, un sostenido incremento de los precios internos y un preocupante desequilibrio entre el mercado externo e interno”.

 

 

Costo fiscal

En su último párrafo, el decreto sostiene que la merma de recaudación que representará la aplicación de esta medida “se verá compensada por el crecimiento en la recaudación de impuestos por el aumento inmediato de la producción que se estima que estará asociada a esta acción de gobierno, dinamizando la actividad económica de las diversas regiones y beneficiando así a las provincias mediante la coparticipación de los tributos

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: AgroVoz

Publicidad