17 de diciembre de 2015 20:53 PM
Imprimir

Sostienen que en 2019 cada argentino comerá 113 kilos de carne por año

Hoy la media anual es de 110. El crecimiento estará dado por el avance de los productos aviares y de cerdo, aunque en los vacunos se dará un descenso

Un trabajo privado sostiene que en los próximos cuatro años se comenzará a observar un incremento en la industria de la carne en general, sobre todo en puntos como la producción, el empleo, el consumo y las exportaciones.


Así surge de un estudio privado, en el que se incluyen no sólo a la carne vacuna, sino también a la aviar y de cerdo.


En conjunto, sostiene el trabajo, se podrían producir 6,5 millones de toneladas en 2019, lo que generaría un ingreso de divisas de u$s 4900 millones anuales.


La investigación, a cargo de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), refleja el estado de las carnes argentinas, su proyección para los próximos años y elabora una serie de propuestas para el desarrollo de un mercado que podría potenciarse aún más.


Según los datos del informe de FADA, “cada argentino consume 110 kilos de carne por año (sumando tres tipos de carne: vacuna, aviar, porcina), y en cuatro años consumirá tres kilos más, es decir, 113 kilos per cápita”.


En este contexto, el trabajo explica que “en cuatro años el consumo de carne vacuna bajaría de 60 kilos a 55 kilos por habitante. En cambio, consumiremos cinco kilos más de pollo y tres más de cerdo”.


El estudio además estimó que “las cadenas cárnicas generarían 70.000 nuevos empleos. El equivalente a crear trabajo para toda una ciudad como Villa Carlos Paz (Córdoba). Hoy generan 637.000 puestos, y en cuatro años llegarían a 706.000 empleos”.
También proyectó que la Argentina escalaría cinco puntos en el ránking de exportadores mundial.


“De los u$s 1880 millones en exportaciones de hoy, en cuatro años pasarían a ser 6780 millones de dólares, mientras que 1,6 millones de toneladas se debería el aumento en la producción de carnes. De cinco millones de toneladas a 6,6 millones de toneladas en cuatro años”.


La investigación fue realizada por Nicolle Pisani Claro, analista e investigadora de FADA, y el coordinador David Miazzo, economista de la fundación.


Para desarrollar el potencial de las cadenas cárnicas, los economistas de FADA en el estudio denominado “Carnes argentinas. Actualidad, propuestas y futuro”, elaboran una propuesta tendiente a replantear el panorama macroeconómico, generar un tipo de cambio estable y competitivo.


Consideran que debe haber “cadenas eficientes y con escala. Mercados más libres con un funcionamiento fluido e integrado al mundo”.


“Además se necesitaría eliminar las restricciones e intervenciones para la comercialización interna y externa, acompañado de una política de exportación y apertura de mercados agresiva”, manifestaron

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Cronista Comercial

Publicidad