24 de diciembre de 2015 14:54 PM
Imprimir

Uruguay con buenas perspectivas de posicionamiento en el mercado cárnico

El presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham, destacó que Uruguay sigue posicionándose bien con sus ventas de carnes, alcanzando precios estabilizados en base a un mix muy amplio de mercados que ha logrado y que sigue augurando buenas perspectivas para el sector. El funcionario sigue pensando alcanzar su meta de 5×5 planteada […]
El presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham, destacó que Uruguay sigue posicionándose bien con sus ventas de carnes, alcanzando precios estabilizados en base a un mix muy amplio de mercados que ha logrado y que sigue augurando buenas perspectivas para el sector.
El funcionario sigue pensando alcanzar su meta de 5×5 planteada en la pasada Expo Melilla, respecto a lograr una exportación de 500.000 toneladas a un precio de US$ 5.000 la tonelada; “es casi una utopía, pero nos marca un rumbo”, sotuvo.
Según lo dijo posteriormente el gerente de Información de INAC, Pablo Caputi, Uruguay va en esa línea y se aproxima a la 4×4, al señalar que Uruguay cierra este año con 380 mil toneladas de exportación y US$ 3.800 de precio de exportación en sus carnes bovinas.
Según Stanham, el posicionamiento de las carnes uruguayas sigue afirmándose luego de cinco años consecutivos de tener una situación muy favorable, con precios de exportación para el 70% de lo que produce Uruguay relativamente estabilizados.
Explicó que se ha oscilado en este período en precios promedios de entre US$ 3.800 y 4.000 la tonelada, lo cual es importante si se tiene en cuenta las frecuentes oscilaciones que tienen los mercados en esta materia, fundamentalmente si se tiene en cuenta que en el último año y medio se ha registrado una caída pronunciada de los precios en algunos de los principales rubros agropecuarios en los que produce el país.
El jerarca de INAC señaló que la estabilidad de precios que logra Uruguay no quiere decir que el precio internacional esté estable, sino que responde a la combinación de precios que recauda el país en los 128 mercados que tiene abiertos. Remarcó la importancia de los bienes públicos que han incidido en esta materia, como el estatus sanitario que lo hacen un país creíble, la trazabilidad ganadera y el papel del sector privado que contribuye a la fortaleza de los sistemas de producción.
El gerente general de INAC, Ruy Gil, destacó por su parte que el comportamiento de las carnes a nivel internacional estuvo determinado por la oferta, según datos relevados por la consultora internacional GIRA y que integra el organismo uruguayo de la carne. Remarcó que en los sistemas de producción de carne vacuna y ovina, la capacidad de reacción inmediata de la oferta es sensiblemente menor respecto al crecimiento de la demanda, en relación a otras carnes por ejemplo de pollo y de cerdo.
Entre los datos relevados sobresale que el fortalecimiento del dólar americano durante 2015 fue más pronunciado de lo que se proyectaba un año atrás. Esto, que podría ser una buena noticia, dado que el país exporta en dólares, en el corto plazo puede significar distorsiones mientras cada economía internaliza los efectos.
Según Gil, se espera que en 2016 continúe fortaleciéndose el dólar, así como se proyecta un aumento del consumo de carne vacuna y del comercio internacional. También se espera que China crezca en sus importaciones respecto a 2015 y Australia disminuya su participación por efectos de la seca estructural y la recomposición del rodeo.
Por su parte, Europa seguirá importando carne de calidad superior a la local derivada de los rodeos lecheros. Estados Unidos se focalizará en los mercados asiáticos y seguramente modere los altos niveles de importación de 2015. En términos generales las proyecciones son estructuralmente positivas y Uruguay tiene oportunidades como país para profundizar su perfil exportador de carnes de calidad, destacó Gil.
El gerente de Contralor de INAC, Daniel Cazet, estimó que 2015 cerrará con una reducción en el consumo de carne vacuna del 5%, lo que fortalece la oferta de exportación. El consumo per cápita se ubicará en unos 57 kilos. A su vez la carne porcina, que aumentó la importación, registrará un consumo de 15,8 kilos, la aviar de 21 kilosy la ovina de 4,1 kilos.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: 4734k

Publicidad