29 de diciembre de 2015 01:20 AM
Imprimir

En Uruguay la producción total de carne vacuna fue superior al año pasado

En Uruguay, la producción de carne vacuna durante el ejercicio julio 2014 – junio 2015 fue superior en un 8% al ejercicio anterior. La producción total de este ejercicio estuvo muy cercana a los 1,2 millones de toneladas en pie, según detalló el “Anuario 2015, situación y perspectivas de las cadenas productivas” elaborado por la […]

En Uruguay, la producción de carne vacuna durante el ejercicio julio 2014 – junio 2015 fue superior en un 8% al ejercicio anterior. La producción total de este ejercicio estuvo muy cercana a los 1,2 millones de toneladas en pie, según detalló el “Anuario 2015, situación y perspectivas de las cadenas productivas” elaborado por la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa).
El estudio destacó que fue el ejercicio de mayor producción de la serie 2006/07 a 2014/15, ya que en los otros dos ejercicios con elevada faena ocurrieron caídas en los inventarios, a diferencia del último ejercicio donde se registró, por cuarto año consecutivo, un crecimiento de los inventarios.
La faena representó el 88% del producto físico total, el crecimiento en los inventarios el 8,5%, y el restante 3,7% fueron exportaciones en pie. El valor bruto de la producción se estimó en poco más de U$S 2.000 millones, un 7% superior al ejercicio anterior en términos reales. Al cierre del año 2015 se espera que la faena haya superado las 2,2 millones de cabezas, 8% por encima de la de 2014.
La faena de 2014/15 estuvo compuesta por 50% de novillos y 48% de vacas y vaquillonas. Esta composición contrasta con el ejercicio anterior, cuando se faenaron 54% novillos y 44% vacas y vaquillonas. El 68% de los novillos faenados fueron de dentición incompleta, mientras que el 20% de las hembras fueron vaquillonas.
Estas proporciones no cambiaron sustancialmente respecto del ejercicio anterior. Si se comparan los primeros diez meses de 2015 con igual período de 2014, se observa que la faena de novillos de dentición incompleta bajó 2%, la de novillos boca llena subió 8%, al igual que la de vacas, y la de vaquillonas ascendió 28%. Esto último está indicando una mayor disposición de los criadores a desprenderse de vaquillonas. De hecho, la faena de vaquillonas en el período enero-octubre en relación al stock o disponibilidad de tal categoría al inicio del año aumentó de 7,6% a 10% de 2014 a 2015.
Sin embargo, los efectos de la crisis del sector lechero se reflejan en el aumento de la faena de vacas lecheras en comparación con las razas carniceras. En los primeros tres trimestres de 2015, la faena de hembras mayores a un año de razas lecheras representó el 13,4% del total de hembras faenadas, que contrasta con el 12% de los dos años anteriores. Así como la faena de hembras de razas carniceras creció 9,4% en los primeros tres trimestres de 2015 comparado con igual período de 2014, la faena de hembras de razas lecheras creció 21,5%. Esto es aún más pronunciado entre las hembras de menos de tres años.
En el total nacional, el inventario de vacunos –carne y leche– creció por cuarto año consecutivo. Al cierre del ejercicio 2014/15, el stock total de vacunos era casi de 12 millones en los resultados del Programa de Monitoreo de Empresas Ganaderas del Instituto Plan Agropecuario. Solamente en la categoría terneros habría un descenso en el número de animales al 30 de junio del corriente año.
Las exportaciones en pie vienen aumentando desde el ejercicio 2012/13. En los tres primeros trimestres de 2015 se exportaron más de 160.000 animales, un 43% más que en igual período del año anterior. Casi la totalidad de los animales exportados durante 2015 han sido machos (de todas las edades), a diferencia de 2014 donde la proporción de hembras, sobre todo vacas, fue relativamente importante. El principal destino de exportación ha sido Turquía, con el 68% de los envíos, seguido por Egipto, con 28%.

 

OFERTA Y DEMANDA PARA FAENA
Durante el ejercicio agrícola 2014/15 se faenaron, en establecimientos habilitados, 1.057.000 novillos y 1.024.000 vacas y vaquillonas. Si se toma el período de 12 meses comprendido entre noviembre 2014 y octubre 2015, la faena fue de 1.086.000 novillos y 1.069.000 vacas y vaquillonas, por lo que se habría superado la marca de 2,2 millones, que no se alcanzaba desde abril de 2013.
En general, las condiciones climáticas imperantes desde febrero a agosto resultaron en problemas para la implantación de pasturas en el otoño y un retraso generalizado en el grado de terminación de novillos y vacas de invernada. Comparado con el promedio de los años 2006 a 2014, la faena de 2015 mostró una suerte de “corrimiento” hacia el tercer trimestre.
En efecto, la faena de vacas y novillos del segundo trimestre de 2015 fue 9-10% inferior al promedio 2006-2014, mientras que la faena del tercer trimestre fue superior: 6% en novillos y 16% en vacas y vaquillonas.

 

MERCADO DOMÉSTICO
Asumiendo que la faena habilitada representa el 98% del total, y tomando el rendimiento medio de 52%, la oferta total de carne en peso carcasa fue 538.000 toneladas en el ejercicio 2014/15. De estas, 371.000 se exportaron, por lo que el consumo doméstico de carne resultó ser 167.000 toneladas (el 31%). El consumo per cápita se puede estimar en aproximadamente 50 kg/año.
Como en 2014, ha habido en el 2015 una cierta cantidad de carne importada desde Brasil. Se trata de partidas muy limitadas que apenas llegan a representar el 1% del consumo doméstico. En los meses con más importaciones del año 2015 se registraron ingresos por entre 259 y 279 toneladas de carne fresca.

 

EXPORTACIONES
Las exportaciones de carne refrigerada del ejercicio finalizado en junio de 2015 superaron las 370.000 toneladas equivalente carcasa, lo que significa un 7% de aumento respecto del ejercicio anterior. Al finalizar el año 2015, se espera que las exportaciones de carne refrigerada alcancen las 390.000 toneladas.
El valor total exportado no será muy diferente del valor de 2014, ya que el aumento del volumen se ve contrabalanceado por menores precios promedio. En volumen, las exportaciones de 2015 serán similares a las logradas en 2007 y 2009, pero todavía por debajo del récord histórico de 2006.
Como es norma, la partida de productos exportados más importante es la de cortes de carne congelada sin hueso, con casi el 70% del valor total exportado. La segunda partida más importante es la carne enfriada y sin hueso, que es la que lleva los precios más altos. En los primeros diez meses de 2015, la proporción de los cortes congelados sin hueso aumentó 5% respecto a 2014. Pero en el total, el valor de las exportaciones cayó 1,2%.
Además, entre enero y octubre de 2015 el país exportó menudencias por un total de casi U$S 80 millones, 5% menos que en igual período de 2014

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El telegrafo

Publicidad