30 de diciembre de 2015 16:35 PM
Imprimir

El trigo pan argentino no sirve para hacer pan

“Es una campaña complicada dado los costos que tenía el productor y sin expectativas claras sobre lo que iba a pasar. De esta manera al trigo no se le puso mucho, vamos a tener problemas serios de calidad, y el clima no acompañó” indicó Alfredo Biondi, Prosecretario del Matba (Mercado a Término de Buenos Aires). […]

“Es una campaña complicada dado los costos que tenía el productor y sin expectativas claras sobre lo que iba a pasar. De esta manera al trigo no se le puso mucho, vamos a tener problemas serios de calidad, y el clima no acompañó” indicó Alfredo Biondi, Prosecretario del Matba (Mercado a Término de Buenos Aires).

 

Consultado sobre los nuevos precios, aseguró para Radio Colonia que “va a ser una cuestión de oferta y demanda, porque casi todos están buscando un trigo que sea panadero. Un enero en el Matba está a $1845 y un marzo a $1998, que son valores de referencia muy importantes. A partir de ahí hay que empezar a agregarle todos los plus por calidad. Pero el trigo pan argentino (condiciones Cámara), no sirve para hacer pan. El mercado entonces tiene que volverse selectivo y empezar a pagar precios diferenciales, que son importantes. Al tener un estándar que sólo sirve para hacer mezcla, y que no exige una calidad panadera, partimos de la premisa equivocada”, señaló.

 

En el programa que se emite por Radio Colonia, Biondi expresó que “la industria de la panificación exige trigos y harinas de calidad, por lo cual se va trasladando: el industrial le exige al molinero y este al productor. En cuanto a la cosecha, calculó que no podría haber más de 8,5 millones de trigo panadero, pero con el tema climático de los últimos tiempos, el volumen podría ser menor. Falta ver que pasa en el Sudeste y sudoeste, si el clima acompaña vamos a estar en esa cifra, y sino vamos a estar en problemas serios”, adelantó.


También agregó que “la Argentina tiene que salir a ganar mercado en el exterior, no puede ser que Brasil no sea un mercado cautivo de nuestro país”.

 

Consultado sobre el juego de la oferta y la demanda, Biondi afirmó que “Creo que la molinería tiene la capacidad y el conocimiento para conseguir que no se exporte de más, y no por una medida (restrictiva) de gobierno. La industria tiene que ser competitiva con la exportación, porque si el exportador ve que el mercado local es interesante va a volcar su compra al mercado interno como en los últimos años. No le tengo miedo al desabastecimiento. Tiene un costo de stock, pero hay que implementar los sistemas para estar abastecido durante todo el año, el Matba podría utilizarse. Se que las condiciones Cámara no es lo que le conviene a la molinería, pero se podría hacer un sistema de trigos a fijar, basándose el Matba como base, y poniendo los plus por calidad. Pero me parece que los sectores no usan mucho ese sistema y es el único lugar en el que el comprador compra al precio que quiere y el vendedor también”. dijo.

Para finalizar expresó que “el productor tiene que saber que tiene que hacer respetar su producto, tiene la desgracia que su fábrica es a cielo abierto y el clima no lo puede manejar nadie, por lo que tiene que hacer cobertura con los mercados a futuro”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: On 24

Publicidad