31 de diciembre de 2015 00:38 AM
Imprimir

Desplazan de la AFIP al funcionario cuestionado por el reparto de los subsidios al campo

Se trata de Emilio Roberto Eyras, exdirector del ONCAA y ligado directamente al ex recaudador Ricardo Echegaray..

Por medio de la disposición 568 publicada hoy en el Boletín Oficial, el nuevo titular de la AFIP, Alberto Abad, desplazó de sus funciones a Emilio Roberto Eyras, un funcionario cuestionado por su rol en la distribución de subsidios al campo en su gestión al frente de la ONCAA.

 

 

Eyras, con el legajo 086053/33 y el cargo de director de auditoría, administración y recursos humanos, solicitó el relevo en sus funciones, dice la normativa. Consultada la AFIP, un vocero dijo que no fue despedido.

 

 

El contador Eyras no es un funcionario más que puede dejar la función pública. Fue el sucesor de Ricardo Echegaray al frente de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario, creada para fines estadísticos pero que a partir de la guerra con el campo en 2008 se transformó en un despacho clave para castigar o premiar a empresarios y productores agropecuarias según su lealtad con el gobierno kirchnerista.

 

 

A Eyras se lo investigó por la existencia de una supuesta “oficina paralela” de la ONCCA que entregaba millonarias compensaciones a empresas fantasmas de feed lot (encargado de engorde de ganado bovino) pero que habían sido creadas al sólo fin de cobrar los subsidios.

 

 

El extitular de la AFIP, Ricardo Echegaray, estuvo al frente de la ONCCA de abril a diciembre de 2008, y uno de los feed lot bajo la lupa fue “Hacienda Argentina”, que tiene el mismo domicilio consignado por la mujer del funcionario, Silvana Oviedo, por su empresa “Rutas del Sol”, según lo investigado por el periodista Matías Longoni en el diario Clarín.  

 

 

El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi había sobreseído a Echegaray y la Cámara confirmó su sobreseimiento, así como el su reemplazante, Emilio Eyras, además del de los empleados de la ONCCA Viviana Martha Alleruzzo y Christian Ingratta, y el empresario Rodolfo Constantini.

 

 

Otra investigación realiza en Mar del Plata el juez Alejandro Castellanos y está enfocada al caso de Benjamín Tapia, el humilde changarín a cuyo nombre cobraron un subsidio de $1 millón. Un grupo de diputados de la oposición pidió la intervención del organismo y hasta creó un sitio web para recoger denuncias anónimas de corrupción en www.denunciealaoncca.com

 

 

Tras el escándalo político, la AFIP perdió el control del ONCAA y Eyras fue despedido. En su lugar ingresó un santacruceño cercano a Néstor Kirchner. Más adelante, en 2011, el por entonces ministro de Economía, Amado Boudou, decidió cerrar a una oficina muy cuestionada. 

 

 

De todas maneras, Eyras logró reciclarse en la función pública. En 2010 la Jefatura de Gabinete de Ministros lo contrató por año como “Responsable de Proyecto, Rango I”, para la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar) de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable a cambio de un sueldo total de $108.000

 

 

Tiempo después, con Echegaray y Eyras sobreseídos por el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi en una de las causas, el contador volvió a la AFIP.

 

 

Ahora, ya sin su jefe político en el poder, Eyras dio un primer paso al costado.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad