31 de diciembre de 2015 01:23 AM
Imprimir

Investigadores descubren el genoma de la garrapata

Equipo de Embrapa hará aporte vital para la ganadería mundial

Después de dos años, un equipo de investigadores de Embrapa descifró el genoma funcional de la garrapata del bovino, creando un banco de datos que expresa el funcionamiento del metabolismo del artrópodo, lo que abre camino para la elaboración de nuevos antígenos o el desarrollo de vacunas contra el parásito.

 

“El genoma total de la garrapata es dos veces el tamaño del genoma humano. Es mucha información y a un costo elevado”, expresó el investigador de Embrapa Renatto Andreotti, que comandó el equipo de investigadores.

 

La expectativa es generar un análisis de candidatos a antígenos y seleccionarlos por criterios fisiológicos y bioensayos.

 

Esos fármacos que se logren producir con la información descifrada del genoma serán testeados en bovinos susceptibles. Hoy en Campo Grande, el equipo de Andreotti en Embrapa Ganado de Carne está avalando un antígeno con 72% de eficacia. Se precisará un mínimo de más de dos años de experimentación. Andreotti y Wanessa Carvalho, inmulogista de Embrapa Ganado de Leche, agregó que actualmente Australia y Cuba lograron desarrollar vacunas contra artrópodos utilizando la misma proteína y ese material presenta una baja eficacia y protección de cortes períodos en los animales.

 

En el mundo hay casi 900 especies de garrapatas y las pérdidas causadas por ellas son altas.

 

En Brasil es responsable de muchos daños en los rodeos. Se calcula que las pérdidas anuales llegan a U$ 3.240 millones anuales. La fisiología del ectoparásito es la base de los estudios convencionales que viene desarrollando Brasil. Con el banco de datos, cambia la velocidad de las investigaciones y el ritmo de generación de tecnologías para combatir este flagelo.

El trabajo del equipo implicó el cultivo de una colonia a partir de 20.000 larvas de garrapata, formando así un banco biológico. Los más resistentes permanecen en la colonia. “Entonces seleccionamos cuáles son las regiones de tejidos y la fase de la garrapata que nos interesa. Las regiones seleccionadas son usadas para los estudios relacionados con el antígeno”, explicó Andreonni.

 

El avance mostrado en la investigación abre un camino desconocido y la posibilidad de lograr mayor eficacia en el combate de esta parasitosis y sus enfermedades

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Pais

Publicidad