31 de diciembre de 2015 13:34 PM
Imprimir

Mercado inmobiliario rural: más operaciones, con precios estables

El presidente de la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales precisó qué esperan que suceda el año próximo con el mercado luego de las medidas tomadas por el gobierno de Mauricio Macri.

El renovado ánimo que tienen los productores agropecuarios tras la diversas medidas tomadas por el gobierno de Mauricio Macri en concepto de retenciones, tipo de cambio y eliminación de los ROE, podría impactar en un repunte en la compra-venta de campos.

Así lo estimó el presidente de la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (Cair), Cristian Beláustegui, en una entrevista con Agrovoz en la que señaló que esta recuperación no se trasladaría a los precios “que no van a seguir bajando pero tampoco van a subir”, más allá de que la devaluación lógicamente ya elevó los valores si se los dimensiona en pesos.

 

Cair emitió esta semana su índice mensual de actividad del mercado inmobiliario rural (Incair) en el que ya reflejó “un cambio leve de tendencia positiva en un mes influenciado por elecciones generales y balotaje”, afirmando que “hacia fin de mes hubo reportes de mayores consultas y existen expectativas de que, con la efectivización de la quita de retenciones y ajuste cambiario, comience gradualmente un incremento de la actividad”.

 

 

Paralelamente, la entidad difundió un comunicado firmado por Beláustegui en el que aseguran que las medidas tomadas por Macri “permiten sentir un importante optimismo en el sector” y que, por ello, “se avizoran tiempos mejores, con mayor dinamismo, donde la prudencia y la cautela en nuestras opiniones hacia los clientes, en relación a los valores de los campos, será clave”. “No tenemos dudas que la actividad comenzará a trotar muy despacito, pero con la esperanza de que en el mediano plazo se convierta en un galope ligero”, grafica la Cair.

 

 

– ¿Por qué creen que se abre un panorama mejor de cara a 2016?
– Lo que vemos es una mejora de la actividad del mercado, no estamos hablando de precios. Durante cuatro años y especialmente el último año, la actividad estuvo sumamente baja, con muy pocas operaciones, por varias razones: la incertidumbre política, las restricciones para operar en dólares y obtenerlos en un mercado absolutamente dolarizado, la Ley de Tierras que es otro gran obstáculo porque salió sin debate ni consulta y sin un censo anticipado. Quitadas estas restricciones, el mercado va a estar mejor. La gente va a comprar y vender sin ese riesgo que teníamos.

 

 

– ¿Se puede dimensionar de cuánto sería la recuperación?
– Hay que dejar pasar unos meses, al menos hasta que termine la campaña y se avizoren rendimientos y números. En la medida en que las cuentan den positivas, eso va a motivar seguramente al mercado en función de una nueva rentabilidad. Nosotros avizoramos un año favorable porque se va a poder actuar sin limitaciones. La actividad del mercado seguramente se va a ampliar, porque estaba muy retenida; la gente no tomaba decisiones, decía “esperemos” y se quedaba con la plata o con el campo. Hoy esas decisiones, con un paquete de medidas transparentes, se empiezan a tomar y aligerar.

 

 

– ¿La mayor actividad se trasladaría a precios?
– No estamos tan seguros de que los precios se vayan a mover. En Argentina por cuestiones particulares bajaron anticipadamente pero en el mundo ha pasado lo mismo. No creemos que vayan a seguir bajando ni que vayan a subir. Un aspecto que hay que mirar, por ejemplo, es la suba de las tasas de interés en Estados Unidos. Ojo con eso que la gente puede empezar a dejar de pensar en la inversión inmobiliaria para preferir alternativas de tipo financiero.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: AgroVoz

Publicidad