1 de marzo de 2016 12:18 PM
Imprimir

Alimentos genéticamente modificados. ¿Qué necesita saber?

Durante miles de años, los humanos han cultivado cosechas y criado ganado con características deseables. Los cambios en la configuración genética ocurren de forma natural entre generaciones de plantas y animales y, mediante la crianza selectiva, se pueden mejorar las características favorables para nuestro suministro de alimentos. Recientemente, la tecnología nos ha permitido modificar nuestros alimentos de forma más rápida. Pero, ¿es seguro? ¿Cómo se regula esto?

¿Qué son los OGM?
Actualmente, los científicos son capaces de identificar los genes responsables de características específicas, tanto físicas como metabólicas, e influir en ellos1. El proceso de transferir genes dentro de una misma especie y entre especies distintas se llama “modificación genética”. Un “organismo genéticamente modificado” (OGM) puede ser una planta, un animal o un microorganismo cuya configuración genética se ha modificado usando biotecnología.

La primera generación de OGM fueron vegetales diseñados para mejorar las características agronómicas que eran más beneficiosas para el agricultor, como una mayor resistencia a los herbicidas, a los insectos, a las enfermedades o a la sequía2. La segunda generación de cultivos GM han ofrecido beneficios más tangibles para los consumidores, como una mejor calidad de los alimentos y una mayor biodisponibilidad de los nutrientes3.

Los cultivos GM representan un valioso recurso para hacer frente a desafíos socioeconómicos en un entorno siempre cambiante de crecimiento de la población mundial, de cambio climático y, posiblemente, de escasez de alimentos en el futuro. La carencia de micronutrientes, por ejemplo, sigue siendo un grave problema de salud para el que cultivos GM biofortificados pueden proporcionar parte de la solución, en especial en poblaciones mal nutridas3.

 

¿Cómo se regulan los OGM?
La UE define los alimentos y los piensos GM como los que contienen OGM, consisten en OGM o están producidos a partir de OGM4,5.

Según la ley de la UE, todos los OGM tienen que recibir autorización antes de poder cultivarlos o usarlos como alimentos o piensos5. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) realiza una evaluación de seguridad muy estricta. Los datos necesarios para la evaluación incluyen datos para demostrar la seguridad del producto y evaluaciones del riesgo para los humanos, los animales y el medioambiente. Un comité de expertos procedentes de todos los Estados miembros de la UE revisa y vota la evaluación de la EFSA. Transcurridos 10 años, la autorización puede renovarse después de analizar todos los nuevos datos disponibles5.
Los OGM son los grupos de alimentos más inspeccionados en la UE, y los consumidores pueden estar seguros de que las evaluaciones de seguridad son adecuadas y los OGM aprobados son tan seguros como sus homólogos convencionales. Si hubiera alguna prueba de que pudiera aparecer un posible riesgo para los humanos, los animales o el medioambiente, existen medidas para retirar de inmediato cualquier producto implicado y suspender/modificar su autorización5,6. Hasta la fecha, no se han observado efectos adversos en la salud humana derivados del consumo de alimentos OGM autorizados7.

 

Etiquetado y trazabilidad de los OGM
Se exige una etiqueta que mencione el origen GM si más del 0,9% de un alimento, o ingrediente, se deriva de una fuente GM autorizada. Por debajo de este umbral, los operadores tienen que ser capaces de proporcionar pruebas de que la presencia de cualquier OGM es involuntaria o técnicamente inevitable5. Las etiquetas “libre de OGM” se pueden usar voluntariamente siempre que no induzcan a error al consumidor. Una etiqueta no debe afirmar que un alimento tiene características especiales cuando todos los alimentos similares poseen esas características1. Por ejemplo, es engañoso etiquetar un zumo de naranja como “libre de OGM” cuando actualmente no hay naranjas GM en ningún mercado.

Los OGM, y todos los productos que los contienen, están etiquetados y sus orígenes son trazables a través de la cadena alimentaria5,8. Asimismo, todos los involucrados en la cadena alimentaria deben mantener registradas todas las transacciones de alimentos/piensos GM durante un periodo de cinco años, lo que garantiza que se pueda hacer un seguimiento de los productos si hay pruebas del eventual aparecimiento de un riesgo inesperado8,9. La Comisión Europea ha establecido un registro público en línea donde los ciudadanos pueden buscar información de OGM autorizados10.

 

¿Qué está autorizado actualmente en la UE?

Hay un vegetal GM cuyo cultivo está actualmente aprobado: el maíz resistente a insectos. Actualmente se produce en pequeñas cantidades en España, la República Checa, Portugal, Rumanía y Eslovaquia11. La legislación aprobada en 2015 permite a Estados miembros restringir o prohibir, de manera individual, el cultivo de vegetales GM en sus propios territorios12,13.

Desde el 1 de enero de 2016 existen en la UE 61 OGM autorizados que pueden comercializarse como alimentos o piensos. Estos OGM no se cultivan en el territorio de la UE, pero los alimentos y los piensos pueden contenerlos de fuentes importadas14. Incluyen:

  • 32 variedades de maíz
  • 12 variedades de soja
  • 10 variedades de semillas de algodón
  • 4 variedades de colza oleaginosa
  • 1 variedad de remolacha
  • 1 producto bacteriano
  • 1 producto de levadura

 

Mirando al futuro
Los alimentos GM afrontan muchos retos en las próximas décadas, y el más importante de ellos es la aceptación pública. Mientras que los ciudadanos de la UE tienen el derecho a escoger entre productos GM y no-GM, también deberían tener en cuenta las estrictas evaluaciones de seguridad a las que se someten los OGM antes de su autorización para garantizar que son tan seguros como sus homólogos no-GM5.

 

Referencias

  1. Food Safety Authority of Ireland (2013). Genetically Modified Food Section.
  2. Klümper W & Qaim M (2014). A Meta-Analysis of the Impacts of Genetically Modified Crops. PLoS ONE 9(11): e111629.
  3. De Steur H, et al. (2015). Status and market potential of transgenic biofortified crops. Nature Biotechnology 33(1):25-29.
  4. European Commission (2015). Genetically Modified Organism Section.
  5. Reglamento (CE) n° 1829/2003 sobre alimentos y piensos modificados genéticamente.
  6. Reglamento (CE) n° 178/2002 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 28 de enero de 2002, por el que se establecen los principios y los requisitos generales de la legislación alimentaria, se crea la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y se fijan procedimientos relativos a la seguridad alimentaria.
  7. Nicolia A, et al. (2014) An overview of the last 10 years of genetically engineered crop safety research. Critical Reviews in Biotechnology 34(1):77-88.
  8. Reglamento (CE) n° 1830/2003 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de septiembre de 2003, relativo a la trazabilidad y al etiquetado de organismos modificados genéticamente y a la trazabilidad de los alimentos y piensos producidos a partir de éstos, y por el que se modifica la Directiva 2001/18/CE.
  9. European Commission (2015). Traceability and Labelling Section.
  10. European Commission (2015). EU Register of Authorised GMOs Section
  11. International Service for the Acquisition of Agri-biotech Applications (2014). Report on Global Status of Biotech/GM Crops Section.
  12. European Commission (2015). Press release – Environment Section.
  13. Directiva (UE) 2015/412 del Parlamento Europeo y del Consejo de 11 de marzo de 2015 por la que se modifica la Directiva 2001/18/CE en lo que respecta a la posibilidad de que los Estados miembros restrinjan o prohíban el cultivo de organismos modificados genéticamente (OMG) en su territorio.
  14. European Commission (2015). Presentation: GMOs: Commission’s proposal on Food / Feed.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad