2 de marzo de 2016 12:54 PM
Imprimir

Rizobacter lanzará en Expoagro la nueva fórmula de inoculante

La última innovación de la compañía mejora todo el proceso de tratamiento de la semilla y amplia la convivencia con otras tecnologías para optimizar rindes.

Con el fin de demostrar los importantes beneficios  que aporta la integración de tecnologías en el tratamiento profesional de semillas, en la próxima edición de Expoagro, Rizobacter acompañará a Syngenta en la presentación de las últimas propuestas  para optimizar la práctica.

 

Específicamente la compañía de microbiología agrícola mostrará el aporte de sus  inoculantes larga vida (LLI), ahora con su nueva fórmula  concentrada, que hace más eficiente todo el proceso. Esta mejora en la formulación es el resultado de la constante inversión de Rizobacter en investigación y desarrollo, con el objetivo de lanzar al mercado  un producto que esencialmente apunta a una disminución de las dosis aplicadas para mejorar la interacción en la mezcla con el resto de las tecnologías en los tratamientos de semillas.

 

La empresa –que fue la primera en posicionar en Argentina los inoculantes líquidos que ahora aseguran una supervivencia bacteriana que llega a los 70 días– introduce de esta manera una nueva evolución tecnológica que garantiza más eficiencia en el tratamiento de las simientes. Entre los principales beneficios de esta nueva versión más concentrada, se puede mencionar una mayor velocidad de oreo y un aumento  de la fluidez de la semilla tratada en la sembradora.

 

Además, la reducción del volumen del inoculante, incrementa la capacidad de recepción de productos en la mezcla, ampliando la posibilidad de sumar tecnologías que mejoren aún más la eficacia de la siembra a través de la aplicación directa de productos sobre la semilla. La nueva fórmula optimiza la complementariedad  en la aplicación de otros productos como insecticidas, nematicidas, estimulantes, promotores, fertilizantes, disminuyendo los riesgos  que pueden causar los altos volúmenes de aplicación.

 

Por otra parte, su presentación es más amigable con el ambiente, al reducir insumos para la fabricación.

 

 

Máximos beneficios

La integración de las  tecnologías propone un concepto revolucionario en el proceso de siembra ya que simplifica potencialmente las tareas del productor y reduce los costos de producción. Los tratamientos profesionales garantizan, una cobertura uniforme y la aplicación de dosis adecuadas de fungicidas, insecticidas, inoculantes larga vida y bio -inductores de alta complementariedad. De esta manera, se suma un plus en el potencial de rendimiento de la genética de la semilla, que se expresa en un mayor control de enfermedades, mejor stand de plantas, control de insectos y una maximización del aporte del nitrógeno por efecto de los inoculantes.

A través de la propuesta que Rizobacter acompañará en Expoagro se busca que productores y asesores comprendan por qué es necesario y conveniente incorporar las buenas prácticas en los tratamientos de semillas ya que, además de aumentar la productividad por hectárea,  aportan sustentabilidad a los sistemas: al evitar sobredosis en las aplicaciones reducen el impacto sobre el ambiente y previene efectos adversos en la salud de las personas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad