2 de marzo de 2016 18:06 PM
Imprimir

La restitución del frigorífico Villa Olga, por ahora, no se concretará

Si bien la justicia ordenó ayer que la planta tomada vuelva a manos de su propietario, el fallo no está firme y, por otra parte, existen algunos planteos que están pendientes sobre la ley que permitió su expropiación.

La jueza en lo Correccional Nº 3, Susana González La Riva, ordenó ayer restituir las tomadas instalaciones del frigorífico Villa Olga a sus dueños -la familia Siracusa-, aunque la medida no se hará efectiva, al menos por el momento, ya que el fallo será apelado y, a su vez, existe un litigio relacionado con la ley de expropiación del inmueble.

La decisión de la magistrada se dio en el marco del juicio oral a cinco de los trabajadores acusados de la usurpación, de los cuales solo uno fue condenado. Se trata de Hugo Cartajena, presidente de la cooperativa Fortín Cuatreros, quien recibió la pena de dos años de prisión en suspenso, es decir que no irá a prisión.

Enrique Garaggiola, Daniel Wenderlich, Hugo Almada y Pablo Cañiuqueo, quienes también llegaron al debate por el mismo delito, resultaron absueltos.

Ayer se conoció la parte resolutiva del fallo y recién hoy las partes tendrán acceso a los fundamentos.

De todas maneras, se supo que la orden de restitución judicial no se concretará, debido a que uno de los abogados ya adelantó que apelará el fallo.

Es el doctor Claudio Lofvall (asesor de Cartajena y de Garaggiola), quien reconoció que “la sensación es buena, porque la mayoría recibió la absolución y quien fue condenado es, a su vez, presidente de la cooperativa que tiene la propiedad del frigorífico por una ley de expropiación, de modo que a quien habría que pedirle la restitución es a la cooperativa, no al condenado”.

A propósito de la ley de expropiación, Lofvall mencionó que existe una demora en ese sentido, porque los dueños hicieron un planteo de inconstitucionalidad cuyo plazo de resolución recién vence el año que viene, con lo cual la eventual restitución del frigorífico podría operar en 2017, siempre y cuando, además, se confirme el fallo de González La Riva.

Para el abogado, durante el debate no quedó probado que ninguno de los imputados estuviera en el predio el 30 de abril de 2012, cuando se produjo la toma forzada.

Por último, consideró que esta controvertida cuestión debió haberse debatido en el seno del fuero Laboral y no en el Penal, donde se “criminalizó” a “manifestantes que en su mayoría quedaron absueltos”.

 

 

 

Iniciativa que se diluye

A principios de este año, el municipio había anunciado la reactivación del frigorífico Villa Olga. De hecho, el intendente Héctor Gay recorrió las instalaciones junto con el empresario Walter Ottavianelli, quien tenía previsto invertir 150 millones de pesos y generar más de 300 puestos de trabajo.

La iniciativa, con la administración de la cooperativa Fortín Cuatreros, estipulaba una planta de envasado de agua mineral y empaquetado de cebollas, al margen de la faena de animales.

Sin embargo, a partir de esta resolución judicial y la indefinición de la ley de expropiación, quedará momentáneamente sin efecto.

Incluso ayer, una vez conocido el fallo, a Miguel Siracusa, uno de los dueños de la planta se lo consultó sobre esa posibilidad y aseguró que ese proyecto no tenía “nada que ver” con su familia.

Fuente:

Publicidad