3 de marzo de 2016 18:50 PM
Imprimir

Un informe de la FVO encuentra deficiencias serias en la carne de caballo producida en Brasil con destino a la UE

Entre el 16 y el 18 de septiembre de 2015, la Oficina Alimentaria y Veterinaria (OAV) de la Comisión Europea ha llevado a cabo una auditoría para evaluar la calidad, higiene y controles a los que se somete la carne de caballo cuyo destino es la exportación hacia la Unión Europea. Además se buscaba verificar […]

Entre el 16 y el 18 de septiembre de 2015, la Oficina Alimentaria y Veterinaria (OAV) de la Comisión Europea ha llevado a cabo una auditoría para evaluar la calidad, higiene y controles a los que se somete la carne de caballo cuyo destino es la exportación hacia la Unión Europea. Además se buscaba verificar la implementación de otras recomendaciones hechas en anteriores auditorías.

El sistema de control oficial en Brasil incluye los principales elementos que exige la UE pero tiene debilidades en el diseño e implementación del plan de acción de formación del personal en determinadas áreas.

La falta de supervisión específica por parte de las autoridades estatales y nacionales sobre los controles hechos por veterinarios a nivel municipal impide una aplicación uniforme de los planes de control en todo el país.

La OAV ha verificado que los controles oficiales en los establecimientos aseguraron la higiene en el sacrificio, la aplicación de los APPCC y la identificación de los animales, según los requisitos de la UE, pero, sin embargo, se vieron deficiencias en el caso de los controles microbiológicos, la detección de Trichinella y los controles sobre la higiene y el mantenimiento de las instalaciones. Los procedimientos de certificación aplicados en las instalaciones no siempre podían garantizar con la documentación oportuna que solo se exporta a la UE la carne procedente de animales certificados para ello.

En cuanto a la inspección ante y post mortem se realizaba de forma satisfactoria pero la situación laboral de los auxiliares de inspección no siempre estaba de acuerdo a los requisitos del Reglamento (CE) nº 854/2004 y el veterinario oficial no siempre es el encargado de llevar a cabo la inspección ante mortem fijada por el Reglamento.

Por último, el bienestar animal en los mataderos es cumplido según lo exigido pero la OAV tiene dudas sobre si los animales no aptos para el matadero son finalmente sacrificados o no.

Fuente: Eurocarne

Publicidad