4 de marzo de 2016 14:14 PM
Imprimir

Advierten que los tambos atraviesan una crisis peor que en los 90

La rentabilidad proyectada para el actual ciclo 2015-2016 será "negativa" por la peor crisis que atraviesa la actividad tambera desde fines de los 90, según la Fundación Mediterránea y el Ministerio de Agricultura y Ganadería de Córdoba.

El estudio auguró una “rentabilidad fuertemente negativa” en el sector lechero, con un Retorno sobre Activos (ROA) para un tambo promedio que podría llegar a ser de -12%”.

El detallado documento fue elaborado por los economistas Juan Manuel Garzón, Nicolás Torre y Francisco Bullano, en base a la rentabilidad que se espera para el período 2015-2016.

“En primer lugar, todo indica que se trata de la crisis económica más importante que atraviesa la actividad desde fines de los 90 hasta la actualidad, período que cubre el trabajo realizado”, indicaron los especialistas.

Mientras que “en segundo lugar, se requerirá del nuevo gobierno (en sus dos niveles superiores) un monitoreo cercano de la evolución de la situación de los mercados (interno y externo) de leche cruda y productos lácteos, a los efectos de identificar rápidamente cambios de tendencia y momento en que la crisis empieza a ser revertida”.

“Será necesaria la instrumentación de medidas que atenúen el fuerte shock externo que ha sufrido la cadena, que fuera subestimado por el anterior gobierno, que hizo muy poco para contener el efecto expansivo de la caída del mercado internacional, pero que está mostrando toda su virulencia en el 2016”, aclararon.

Explicaron que el efecto recae “con mucha dureza en particular sobre su eslabón más débil que son los tambos” y “esto implica por caso cumplir rápidamente con los pagos de los subsidios prometidos y también evaluar la posibilidad de extenderlos por algunos meses más, hasta que la demanda de leche cruda adquiera la tonalidad y firmeza suficiente como para impulsar una recuperación significativa de su precio”.

Mientras tanto, “el desafío de los tambos pasa a ser, como siempre, la evaluación permanente de decisiones y cambios que permitan incrementar la eficiencia productiva y reducir el costo de la gestión administrativa, comercial y financiera del establecimiento”.

Al abordar el análisis de la rentabilidad de la lechería bovina durante los últimos 16 ciclos productivos entre las campañas productivas 1999/00 y 2014/15, el flujo de fondos en pesos constantes de la unidad productiva testigo que opera en las proximidades de Villa María (Córdoba) promedió el 9% anual, en tanto, la que opera en inmediaciones de Brinkmann fue de un 4,8% anual.
En tanto, del análisis realizado respecto “a la rentabilidad esperada en el ciclo 2015-2016, bajo diversos escenarios posibles, se observa que la actividad tambera no lograría escapar bajo ninguna situación a rentabilidades en terreno fuertemente negativo”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Once Digital

Publicidad