4 de marzo de 2016 04:12 AM
Imprimir

Sindicatos del transporte hablan de un paro en abril

Exigen la eliminación del Impuesto a las Ganancias sobre salarios y piden reunirse con Macri. Son gremios vinculados a las tres CGT: las de Moyano, Caló y Barrionuevo.

La poderosa Confederación de Trabajadores del Transporte (Catt) reclamó ayer una reunión urgente con el presidente Mauricio Macri para reclamarle el cumplimiento de su compromiso de campaña de eliminar el pago del Impuesto a las Ganancias en el caso de los asalariados y advirtió que de no tener una respuesta favorable en ese sentido realizarán medidas de fuerza el mes próximo.

El pronunciamiento que adoptó en una reunión de su consejo directivo esta confederación que integran todos los sindicatos del transporte, excepto taxistas, capitanes de ultramar y un sector de los trabajadores aéreos, representa la punta de lanza de la ofensiva decidida por las tres CGT peronistas cuando la semana pasada se reunieron sus secretarios generales Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo.

El acuerdo no es sólo por la eliminación de Ganancias sino también por las consecuencias derivadas de la inflación y de la no renovación de contratos en el sector público y despidos en el sector privado en vísperas de la entrada plena en las negociaciones paritarias.

“Nos preocupa Ganancias y queremos hablar con el Presidente. Si no hay respuestas, en abril habrá medidas de fuerza”, dijo el sindicalista de los aeronavegantes, Juan Pablo Brey, después de la reunión de los titulares de una veintena de los sindicatos que integran la Catt, presidida por Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento).

Los dirigentes de la Catt resolvieron además iniciar reuniones la semana próxima con legisladores de extracción gremial de diferentes bloques para definir la estrategia a impulsar en el Congreso en función de tratar cuanto antes los cambios de fondo de Ganancias (las escalas y un mecanismo automático de actualización del mínimo, que Macri aumentó por decreto a 30 mil pesos mensuales brutos).

Además la Catt difundió un documento crítico del discurso presidencial ante la Asamblea Legislativa porque “no analizó ni tuvo en cuenta la agenda de reclamos pendientes por largos años de los trabajadores”. Y enumeró esos reclamos: parar los despidos arbitrarios, derogar Ganancias, una reforma impositiva progresiva, paritarias sin piso ni techo, aumento de emergencia a los jubilados y un plan económico antiinfla­cionario”.

El documento consideró, por otra parte, “eficientista y tecnocrático” el discurso porque “no aclaró por qué se perdieron 70 mil puestos de trabajo en los últimos 90 días y se disparó la inflación”, entre otras cosas.

Fuente:

Publicidad