6 de marzo de 2016 14:01 PM
Imprimir

Dietrich presionó a Isela para que pasen a su familia a primera en un vuelo a Barcelona “MAS DE LO MISMO”

. El ministro hizo llamar a Isela porque los empleados de Aerolíneas se negaban a dar el "upgrade" GRATIS

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, se sumó a la triste lista de funcionarios que utilizan el cargo para conseguir privilegios en la línea de bandera Aerolíneas Argentinas, una práctica que el PRO había prometido erradicar y que sin embargo continúa.

Tras la negativa inicial del personal de Ezeiza, el ministro logró que Isela Constantini autorizara el “up grade” para su esposa e hijo en un vuelo a Barcelona.

 

El creciente malestar que ronda entre los empleados de Aerolíneas Argentinas por los ajustes y recortes del nuevo plan de negocios que impulsa la ex CEO de General Motors Argentina se vio potenciado en las últimas horas al conocerse los detalles de un “llamativo incidente” que tuvo como protagonistas al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich y a la titular de la empresa.

 

Siguiendo las reglas de juego para los pases de cabina que impuso la nueva administración de Constantini, la semana pasada el personal de Aerolíneas de Ezeiza había rechazado inicialmente un pedido de “up grade” a clase ejecutiva solicitado por la esposa del ministro, Javiera Álvarez Echagüe, para ella y uno de sus hijos.

 

Isela limitó los famosos “pases de cabina” a primera para acomodados del poder, pero una llamada furiosa de su superior Dietrich la obligó a darle el up grade a la familia del ministro.

Alertado de la situación por una llamada telefónica de su esposa, desde su despacho Dietrich le ordenó a sus colaboradores que ubiquen de inmediato a Constantini.

 

Tras comunicarse con la CEO de la aerolínea de bandera, el ministro consiguió lo que buscaba para que su mujer e hijo que tenían pasaje de clase turista pudieran volar a Europa en los asientos más espaciosos y confortables de Business.

 

Acostumbrados a ver en los últimos meses del anterior gobierno como varios funcionarios kirchneristas iban y “chapeaban” para los pasen de cabina, los empleados de Aerolíneas creían que ese tipo de maña no formaba parte del modo de actuar de las principales figuras del PRO.

 

Por esa razón quedaron más que sorprendidos ante la presión que ejerció Dietrich para beneficiar a sus familiares. El ministro luego que LPO reveló el escándalo, confirmó a este medio lo publicado, pero negó que haya llamado a Isela y dijo que la diferencia del pase de turista a primera la pagará Air France. No explicó sin embargo, porqué su esposa y su hijo fueron los únicos de todo el vuelo suspendido que consiguieron volar ese mismo día a Europa por Aerolíneas Argentinas.

 

No es el primer caso. Apenas iniciado el gobierno de Macri, su ministro de Medio Ambiente, Sergio Bergamn, retuvo un vuelo de Aerolíneas en el aeropuerto de Esquel por mas de una hora porque estaba “dando notas” en la estación aeroportuaria. Encima cuando subió, pidió a la azafata que enviara alguien al aeropuerto a cargarle las millas a su tarjeta porque se había olvidado y ante la furia de los pasajeros que comenzaron a insultarlo, desistió del pedido y dejó que finalmente despegara la aeronave.

 

El ministro Bergman también abusó de su cargo para retener por más de una hora un vuelo de Aerolíneas Argentinas.

 

 

De acuerdo con lo relatado por personal de la compañía área y ocasionales pasajeros que fueron testigos del caso, la secuencia de los hechos se habría dado de la siguiente manera.

El jueves 25 de febrero, Álvarez Echagüe y uno de sus hijos tenían pasajes en turista para volar por Air France a París. Sobre la hora, el vuelo AF393 que debía partir a las 18,00 fue cancelado por un desperfecto técnico de la aeronave.

Tras reclamar una solución alternativa para llegar a Francia al día siguiente, la esposa de Dietrich logró que Air France le endosara los pasajes para el vuelo de Aerolíneas de las 23,00 a Barcelona para luego seguir desde ahí hasta París.

Al parecer, ella y su hijo habrían sido los únicos a los cuales la compañía francesa aceptó endosarle los pasajes. Al resto de los pasajeros que no pudieron volar ese día a París, Air France les reprogramó las partidas para dos y tres días después.

Con los pasajes redireccionados al vuelo AR 1160 de Aerolíneas, la mujer del ministro acudió a los mostradores de la empresa a despachar los equipajes y a solicitar el salto de cabina para viajar más cómoda.

Ante la negativa inicial del personal de Aerolíneas basada en el nuevo protocolo de autorizaciones de cambio de categorías, Álvarez Echagüe llamó a su esposo, quien se movió rápidamente para que en pocos minutos llegará a Ezeiza el visto bueno oficial que habilitó el acceso a los asientos premium.

El doble standard de los funcionarios macristas ya empezó a ser un problema para el gobierno de Macri que desde la Jefatura de Gabinete propala un mensaje de transparencia y manejo responsable de la cosa pública. El primer caso de grave contradicción lo destapó LPO cuando reveló que nada menos que el ministro encargado de terminar con los ñoquis, Andrés Ibarra, impuso a su mujer como gerente de Canal 7, apenas asumió.

Fuente: LPO

Publicidad