7 de marzo de 2016 01:04 AM
Imprimir

Alimentación bovina, clave para afrontar los cambios climáticos

Con talleres que incluyen charlas teórico-prácticas y visitas a fincas, el Fondo Nacional del Ganado, FNG, busca enseñarles y demostrarles a los ganaderos que sí es posible afrontar el verano. Para lograrlo, se debe manejar la finca de manera integral y tener claro que la base de todo es la alimentación. Ganaderos de diferentes municipios […]
Con talleres que incluyen charlas teórico-prácticas y visitas a fincas, el Fondo Nacional del Ganado, FNG, busca enseñarles y demostrarles a los ganaderos que sí es posible afrontar el verano. Para lograrlo, se debe manejar la finca de manera integral y tener claro que la base de todo es la alimentación.
Ganaderos de diferentes municipios de Santander están asistiendo a este tipo de encuentros y han expresado su deseo de ir a los próximos que se pretenden realizar, porque en ellos pueden observar los sistemas y las prácticas que realizan colegas que tienen fincas con las mismas características que las suyas y que son fáciles de replicar.
Frente al taller que se realizó en Coromoro estuvo Laudy Pérez Ovalle, profesional de Proyectos Estratégicos del Fondo Nacional del Ganado, FNG en el sur del Santander, quien aseguró que el eje central de las charlas que se están adelantando es la alimentación.
La funcionaria aseveró que con el verano y la sequía se ha creado la conciencia de buscar alternativas para mitigar la crisis, que en la mayoría de los casos genera escasez de alimentos; de allí surgió la idea de realizar estos encuentros.
Agregó que es común pensar que al momento de hacer giras o vistas técnicas se debe ir a otros municipios, departamentos o incluso otros países. Aseguró que el problema es que muy seguramente los pisos térmicos y las condiciones agroclimáticas de esos lugares son diferentes a las propias, por ello se tomó la decisión de que los talleres se realizaran en la misma región en las que se encontraban los beneficiados.
“A los ganaderos les queda mucho más fácil desplazarse a un lugar cercano y les gusta que las charlas las dicte el mismo dueño de la finca anfitriona. Cuando el productor, gerente o administrador les cuenta sus experiencia a los beneficiados, estos se dan cuenta que sí se pueden hacer las cosas y que no se requieren de grandes inversiones para brindarle un buen manejo nutricional a los animales”, explicó la profesional del FNG.
Detalló que la primera charla se realizó en el municipio de Coromoro el día 26 de febrero, la segunda en Socorro el pasado 3 de marzo y el día de hoy se realiza una el Páramo y el sábado otra en el Valle de San José.
En cuanto a la selección de la finca en la cual se realizan los talleres, afirmó que se escogen predios que se caractericen por su producción, por el buen manejo que le dan a su empresa ganadera y por la forma eficiente en que están afrontando el verano.
En el caso del taller que se llevó a cabo en Caromoro, al que asistieron 50 productores, Pérez expuso que en la finca, que se dedica al doble propósito, se maneja un ciclo completo. Allí se ordeña, se recoge el estiércol, se composta y luego con ello se abona el pasto de corte. Las pasturas tienen un modelo basado en un banco mixto de forraje con asocio de la planta botón de oro y en épocas de abundancia, el dueño del predio va realizando silos.
Marco Sanabria, ganadero del corregimiento La Cincelada, en el municipio de Coromoro, dueño de la finca anfitriona y encargado de contar su experiencia en el taller, manifestó que a pesar de que su explotación ganadera es pequeña y enfocada al doble propósito, todo productor debe estar preparado para afrontar las complicaciones que trae el verano porque las afectaciones se sienten casi que por igual en todo el sector.
“Desde hace varios años vengo trabajando con un banco mixto de forraje de gramíneas y proteínas y le hago una gran apuesta al botón de oro. Considero que la planificación toma una gran importancia en la producción y por eso en el mes de noviembre, en el que hay buena disponibilidad de agua, acostumbro a ensilar algunos excedentes de la cosecha. Además, tengo algunas hectáreas de caña panelera que utilizo como forraje, hago subdivisión de potreros y en la parte de agua, conservo y cuido unos yacimientos naturales que hay en el predio”, relató Sanabria.
El ganadero y experto apuntó que gracias a su vocación pecuaria, que fue heredada por la tradición de su familia, a la carrera que estudió y a las capacitaciones que ha recibido por diferentes entidades, entre ellas el FNG, ha logrado darle un buen manejo a su empresa ganadera durante todo el año y cree que va a poder completar y sobrepasar el verano sin mayores pérdidas.
José Javier Aguilar Galvis, profesional en Socorro de Gestión Productiva y Salud Animal del FNG, señaló que con los talleres se busca exponer ejemplos de cómo están haciendo algunos productores para afrontar los cambios climáticos. Anotó que estos encuentros son muy productivos y beneficiosos para todos porque se aprende a partir de la experiencia.
“En el caso de la charla que se llevó a cabo en Socorro, estuvimos en una finca en la que sus propietarios con el ánimo de estar preparados para el verano decidieron hacer un reservorio lo suficientemente grande que les brindara la posibilidad de regar casi 5 hectáreas durante todo esta época de calor, entonces ahora mismo cuenta con pastos verdes, mientras que en predios cercanos de otros dueños se pueden ver potreros totalmente secos. Además, el ganadero anfitrión se había preparado y había conservado silo de caña”, comentó Aguilar.
Todo ganadero debe preparase para los cambios climáticos y contar con alternativas alimenticias en suplementos tales como el silo, heno, bloques multinutricionales, banco de proteínas, pastos de corte para lograr una óptima alimentación de sus bovinos durante todo el año. La rotación de potreros y las cosechas de agua son actividades que se deben tener en cuenta a la hora de llevar a cabo la actividad pecuaria
Fuente: Contexto Ganadero

Publicidad