8 de marzo de 2016 01:51 AM
Imprimir

Paraguay : Falta coordinación para estimular el consumo de frutihortícolas nacionales

El abastecimiento de frutas del sector productivo paraguayo es estacional y no tiene la continuidad que las empresas proveedoras del almuerzo escolar necesitan, por lo que en algunos casos deben adquirir productos importados para cumplir con el contrato. El Ministerio de Educación también exige frutas que no se producen en el país.

De acuerdo a las exigencias del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), los postres que acompañan el almuerzo escolar pueden ser una fruta fresca, con una variación de por lo menos dos frutas diferentes a la semana (frutas de estación y según disponibilidad; por ejemplo: banana, naranja, manzana, mamón, mandarina, melón, pera, piña, entre otros). Estas pueden ser reemplazadas por una porción de ensalada de frutas, compota de fruta, una porción de maní, dulce de mamón o de calabaza, dulce de batata, arroz con leche o mazamorra con leche.

Según Enrique de Beitía, asesor de la firma Comepar, adjudicada para prestar el servicio de alimentación en escuelas y colegios de Asunción y el departamento Central, se debe hacer un trabajo permanente en el campo para garantizar la provisión de frutas y verduras en forma continua y de calidad. Señaló que de esa forma se lograrán atenuar las mermas en producción para obtener un precio de mercado relativamente constante. “Hacemos compras de muy grandes cantidades y el stock que manejamos es de 24 a 48 horas en algunos casos”, indicó.

Dijo también que a pesar de que se da prioridad al sector productivo nacional, como para la compra de bananas, por ejemplo, hay productos que son netamente importados, como las manzanas y peras, porque no se producen en el país. “Para postres hay una posible rotación de productos que nos permite el pliego de bases y condiciones, de acuerdo a las frutas estacionales del país. No obstante, hay que reconocer que a veces el producto importado es de mejor calidad y precio que el nacional”, refirió.

En ese sentido, se quejó de que hay épocas en que las frutas nacionales son onerosas porque están fuera de estación.

 

 

Mercado

La gerente del mercado Abasto Norte, Blanca Aveiro, destacó la ventaja en los precios de las frutas de producción nacional como las bananas, que se consiguen a G. 25.000 la caja de 180 frutas, y también las naranjas, a G. 50.000 la bolsa de 100 unidades, mientras que las peras y las manzanas, que son importadas, ascienden a G. 110.000 por 120 unidades y G. 105.000 por 150 unidades, respectivamente.

Criticó además la falta de coordinación y comunicación entre el MEC y el Ministerio de Agricultura y Ganadería a la hora de elaborar el menú para el almuerzo escolar, de modo a estipular en el contrato lo que se produce a nivel local, minimizando el impacto de los productos importados. Así también, se quejó de la falta de trabajo en conjunto para garantizar la producción continua en el abastecimiento permanente.

Fuente: ABC

Publicidad