10 de marzo de 2016 00:56 AM
Imprimir

Gobierno colombiano desiste de liberar importación de pollo

La medida habría provocado el ingreso durante seis meses de 84,000 toneladas de esta carne blanca proveniente del Brasil. La fuerte oposición expresada por diversos medios por parte de los productores nacionales de carne de pollo provocó que el gobierno colombiano derogara la posibilidad de importar pollo sin aranceles con el fin de contrarrestar las […]

La medida habría provocado el ingreso durante seis meses de 84,000 toneladas de esta carne blanca proveniente del Brasil.

La fuerte oposición expresada por diversos medios por parte de los productores nacionales de carne de pollo provocó que el gobierno colombiano derogara la posibilidad de importar pollo sin aranceles con el fin de contrarrestar las alzas al consumidor en este y otros populares alimentos en los primeros meses del año.

Así lo informó la cadena radial Caracol, cuyos locutores informativos expresaron que, “este hecho dio un respiro al gremio de los productores, ya que consideraban que la importación sin aranceles de pollo iba a convertirse en la estocada final para un gremio que hoy afronta problemas debido al verano y el alza del dólar”.

Los avicultores habían calificado la autorización para importar pollo, dese cualquier país, como absurda, debido a la suficiente producción interno. Aunque si bien el proyecto de decreto con el que se habría autorizado esta actividad comercial no definía ningún país de origen, era claro que la opción más viable la tenía el vecino país del Brasil, por sus condiciones sanitarias, calidad, excedentes y precio competitivo.

Estos agroindustriales, representados por la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi), habían calificado la autorización para importar pollo, desde cualquier otra nación, como absurda.

“La medida era innecesaria, pues la carne de pollo ingresa hoy sin aranceles por cuenta de los compromisos en el marco del TLC con los Estados Unidos: 31,000 toneladas sin arancel para muslo y contra muslo; y cero arancel y sin límite de cantidades para alas, pechuga y pollo entero”, explicó Andrés Valencia Pinzón, presidente ejecutivo de Fenavi. Añadió el dirigente gremial que, “este desistimiento es un gran acierto, pues consideramos además que la medida era inconveniente, ya que le abría un mercado a uno de los países más competitivos del mundo y el primer exportador mundial de carne de pollo: Brasil”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: www.wattagnet.com

Publicidad