11 de marzo de 2016 00:00 AM
Imprimir

Mercosur apuesta por un acuerdo comercial con la UE en alimentación

Los directivos de las cámaras de industria de alimentos y bebidas de Argentina, Paraguay y Uruguay abogaron hoy para que el Mercosur logre un acuerdo comercial con la Unión Europea (UE).

Este viernes 11 de marzo se llevarán a cabo dos reuniones de carácter técnico e institucional para abordar asuntos de regulación y una estrategia de trabajo común.

 

“Tenemos que mirar más allá del Mercosur, a Europa, donde ya es hora de que cerremos algo”, afirmó Carlos Micossi, presidente de la Cámara de Empresas Paraguayas de la Alimentación (Cepali), quien además indicó que el bloque regional sudamericano debe también buscar acuerdos comerciales en el Pacífico. En ese sentido, Micossi puso como ejemplo a China y su capacidad de consumo.

 

Además, indicó que el mundo va a seguir necesitando alimentos y que una gran parte de su producción mundial se concentra en Sudamérica, por lo que consideró que los países del bloque están en una posición privilegiada y han de aprovechar el momento.

 

Por su parte, el presidente de la Coordinadora de la Industrial de Productos Alimenticios (Copal) de Argentina, Daniel Funes, indicó que el Mercosur ha de potenciar su mercado interno y proyectarse “como plataforma para las negociaciones que vengan”, como la de la UE “que parece las más inminente” o mirar hacia el Pacífico.

 

Finalmente, el presidente de la Cámara Industrial de Alimentos de Uruguay (Ciali), Juan Pablo Speranza, manifestó, de cara a la apertura a la UE del Mercosur, que todos los acuerdos comerciales son positivos porque dan certeza jurídica para que se invierta y la seguridad de que los productos van a llegar a un mercado como el europeo, que es muy importante.

 

Uno de los principales temas pendientes entre la UE y el Mercosur –integrado este último por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela– es la concreción de un acuerdo de libre comercio entre ambos bloques.

 

El pasado noviembre, el secretario de Estado español de Comercio, Jaime García-Legaz, explicó en Bruselas que en el Consejo de Ministros de la UE en el que participó en ese momento se constató que hay una amplia mayoría de Estados miembros (de la UE) a favor de intercambiar ofertas con cuatro países del Mercosur con los que se negocia; Venezuela está al margen.

Los contactos entre ambos bloques comenzaron en 1995, cuando se firmó un Acuerdo Marco Interregional de Cooperación que propició las primeras discusiones para alcanzar un acuerdo comercial, que adquirieron un tono formal durante la primera Cumbre UE-América Latina en 1999.

 

Desde entonces, la discusión no ha logrado concretarse y ha estado estancada durante varios años, hasta que en 2014 la posibilidad de un acuerdo volvió a tomar fuerza.

 

Chile, al no pertenecer al Mercosur, firmó el primer acuerdo de cooperación con la UE en 1990, con cláusulas de democracia, evolución y cooperación avanzada. A partir de ese momento, se amplió en el transcurso del tiempo la cooperación en campos muy diversos, tales como el científico, el tecnológico, el desarrollo social, el medio ambiente, la administración pública, la información y la comunicación.

 

Posteriormente, en 1996 se logró la suscripción del Acuerdo Marco de Cooperación, destinado a preparar las bases para en un futuro próximo negociar un Acuerdo de Asociación (AA) entre Chile y la Unión Europea. Tras esto, en junio de 1999 se lanzaron oficialmente las negociaciones, en el marco de la primera Reunión Cumbre Unión Europea – América Latina y el Caribe.

 

El 18 de noviembre de 2002, se firmó el Acuerdo de Asociación entre la Comunidad Europea y sus estados miembros y Chile y entró en vigencia a partir del 1 de febrero de 2003.

 

Este acuerdo ha resultado fundamental para el comercio exterior chileno, considerando que durante 2015 el 19% del total de las exportaciones silvoagropecuarias chilenas fueron destinadas a la UE, alcanzando USD 2.791 millones de un total de USD 14.690 millones. En cuanto a importaciones, desde la UE se enviaron a Chile USD 559 millones de un total de 5.203 millones. Es decir, casi un 11% de los productos silvoagropecuarios importados por Chile durante 2015 provinieron de la UE.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Expansion.com

Publicidad