11 de marzo de 2016 14:20 PM
Imprimir

El campo habla . . . . .

… que para el campo están resultando totalmente distintas las conmemoraciones en este marzo de 2016. Es que el domingo pasado fue el 10ª aniversario del insólito cierre de las exportaciones de carne vacuna que determinó el entonces presidente, Néstor Kirchner. Cinco años después, ya bajo el mandato de Cristina de Kirchner se produjo la […]

… que para el campo están resultando totalmente distintas las conmemoraciones en este marzo de 2016. Es que el domingo pasado fue el 10ª aniversario del insólito cierre de las exportaciones de carne vacuna que determinó el entonces presidente, Néstor Kirchner. Cinco años después, ya bajo el mandato de Cristina de Kirchner se produjo la no menos impactante Resolución 125.

Ahora, con una administración Macri empeñada en mostrar un estilo diametralmente opuesto, con la mayoría de las retenciones recortadas a 0% y eliminada buena parte de las restricciones a la exportación que frenaban la presencia de productos argentinos en el mundo, el sector agropecuario, sin embargo, aunque de mucho mejor humor, no puede todavía capitalizar el ordenamiento de normas y mercados, entre otras cosas, porque además del endeudamiento interno y la fuerte presión fiscal que aún subsiste, las condiciones internacionales son significativamente peores que en aquellos años cuando se batían todos los récords de precios históricos.

Éstos fueron algunos de los comentarios escuchados por estos días en Ramallo, donde se concentró el grueso de la actividad política y dirigencial, aprovechando la realización de la tradicional megamuestra anual de maquinarias y servicios.

 

 

… que la erosión económica del sector se notó no sólo en la menor cantidad de stands (aunque muchísimo más grandes), sino también en el éxito de convocatoria de las entidades financieras, especialmente las oficiales como el Banco Nación y el Banco Provincia, que concurrieron encabezados por sus titulares, Carlos Melconian y Juan Curutchet respectivamente, y que mostraron lleno permanente.

Es que “la tecnología no para”, aunque la mayoría de las empresas del sector no están todavía en condiciones de acceder a ellas, y las dudas sobre la evolución del clima tampoco ayudan demasiado. E

n ese sentido, la gente del sector mostró bastante enojo por el aparente desconocimiento de las autoridades sobre la situación de anegamiento que subsiste en vastas zonas (y no sólo en Villa Paranacito), las pérdidas importantes de hacienda que se están dando por esta razón desde septiembre en adelante, y por las complicaciones que van a alterar el ritmo de la fuertemente estratégica “cosecha gruesa” si se confirman las precipitaciones que prevén los principales climatólogos.

 

 

… que, por otra parte, el agua que sigue anegando muchas zonas ribereñas de Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe, Chaco y Corrientes, multiplica la cantidad de rodeos pastoreando en las banquinas, mientras que cerca de los puertos, donde se juntan camiones graneleros, la imposibilidad de bajar a los costados de la ruta por el agua para esperar los momentos de descarga hace que comiencen a formarse filas de espera sobre el mismo pavimento.

El otro conflicto, sobre el que tampoco se habla es el del norte y oeste de Buenos Aires, debido a los desbordes del Río Quinto desde Córdoba, que también está afectando a La Pampa.

De todos modos, los principales conflictos que enfrentan dirigentes y productores es la pulseada que subsiste en el tema de semillas, y la crisis lechera que, a pesar de los parches, sigue sin arreglo. En el primer caso, recrudeció la pulseada que enfrenta a todos entre todos al punto que, finalmente, parece que el Ministerio de Agroindustria tendrá que terciar en el tema, a pesar de los intentos que hizo hasta ahora para esquivarlo.

Así Ricardo Buryaile adelantó que “antes del lunes” se definiría el sistema a usar, lo que permitiría el reconocimiento de la investigación y la tecnología aplicada en las obtenciones vegetales, y ordenar parte del irregular mercado de semillas local.

Algunos creen que el sistema se basará en el ya desarrollado por el sector privado alrededor de la Bolsa de Cereales -BolsaTech-, con el agregado de algún miembro de Agroindustria, pero con poder de sanción y contralor oficial. Los funcionarios adelantaron, además, que se mandará un nuevo proyecto de Ley de Semillas, y que habrá un refortalecimiento y adecuación del INASE, el estratégico organismo de los 90, vaciado luego en 2000.

 

 

… que más complejo todavía es el tema de lechería ya que ahora se anunció la constitución de un stock de reserva para descomprimir el mercado local. Igual, tamberos e industriales miran con desconfianza el accionar oficial, aunque la idea es buena y debería haber sido adoptada ya en diciembre.

El hecho ahora es que se implemente correctamente. Para hacerlo, consiguieron u$s 50 millones, lo que daría un valor de u$s 2.500 por tonelada de leche en polvo, para 20.000 toneladas de las 25.000-30.000 t que se estima están stockeadas para el mercado internacional (no se debería aplicar para la producción destinada al mercado local).

Ese valor estaría cubriendo los costos productivos. Sin embargo, los volúmenes guardados no deberían salir ahora al mercado internacional (como sostiene algún funcionario) pues deprimirían más los precios. Además, el Estado sólo tendría que “adelantar” este precio y correr con el costo de stock, mientras que los propios industriales deberían ocuparse de vender cuando la plaza internacional mejore por sobre ese nivel de precios.

Obviamente, la industria debería trasladar inmediatamente a los tamberos parte de la mejora recibida.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Ambito Financiero

Publicidad