11 de marzo de 2016 14:41 PM
Imprimir

Bayer planea superar a Monsanto en Brasil con soya transgénica

Bayer AG y BASF SE planean lanzar nuevas semillas de soja genéticamente modificadas este año en Brasil en tanto las compañías buscan quebrar el dominio que desde hace décadas ejerce Monsanto Co. en el país sudamericano, el segundo productor mundial de este cultivo. La división agrícola de Bayer, Bayer CropScience, empezará a vender en Brasil […]

Bayer AG y BASF SE planean lanzar nuevas semillas de soja genéticamente modificadas este año en Brasil en tanto las compañías buscan quebrar el dominio que desde hace décadas ejerce Monsanto Co. en el país sudamericano, el segundo productor mundial de este cultivo.

La división agrícola de Bayer, Bayer CropScience, empezará a vender en Brasil variedades de soja que son resistentes al herbicida glufosinato de amonio para la campaña de siembra que comienza en octubre. Las semillas serán una alternativa a los cultivos de Monsanto resistentes al glifosato. La medida constituye un intento de Bayer de volver a un mercado que abandonó hace más de una década después de vender sus activos de semillas de soja y maíz en Brasil.

Brasil ha adoptado el cultivo de organismos genéticamente modificados, u OGM. Los granos modificados para resistir la aplicación del herbicida glifosato ahora representan el 94 por ciento de las plantaciones de soja de Brasil, según un informe de la consultora Celeres. Pero el glifosato se ha vuelto menos efectivo después de dos décadas de uso intensivo, y los competidores de Monsanto ven la oportunidad de quedarse con una cuota del mercado de las semillas modificadas.

“Tenemos mucha fe en la dinámica del mercado para el control de las malezas en Brasil”, dijo el martes Eduardo Mazzieri, director de la división de semillas de Bayer en el país, en una entrevista en Não-me-Toque, estado de Río Grande do Sul, tras una conferencia de prensa organizada por Bayer. “Los agricultores necesitan herramientas alternativas”.

 


Adquisiciones en Brasil

Bayer se enfrenta a una dura competencia de Monsanto, cuyas semillas de soja Intacta RR2 PRO, lanzadas hace tres años, son su producto de biotecnología de más rápido crecimiento. Su uso en América del Sur aumentará a más del doble en 2016 a 35 millones de acres (14 millones de hectáreas) y podría llegar a los 75 millones de acres en 2019, según Sara Miller, portavoz de la compañía con sede en St. Louis. Intacta no sólo tolera los herbicidas sino que también es resistente a los insectos y ofrece rendimientos potencialmente más altos.

La soja Liberty Link de Bayer, que se comercializa desde 2009 en los Estados Unidos, fue aprobada por las autoridades brasileñas en 2010. Desde entonces, la compañía con sede central en Leverkusen adquirió cinco empresas de semillas de soja en el país sudamericano como parte de su plan de ampliar su presencia en el mercado. Las semillas transgénicas serán utilizadas por 2,000 agricultores de Brasil este año, señaló Mazzieri. No accedió a dar datos orientativos sobre superficie de siembra o volúmenes de venta.

 

 


Cosecha récord

La alemana BASF también llegará al mercado con nuevas variedades de soja resistentes a los herbicidas en la próxima campaña de siembra. Las semillas de BASF fueron desarrolladas conjuntamente con la compañía estatal de investigación de Brasil Embrapa. El potencial comercial del producto Cultivance de la compañía está “directamente relacionado con los crecientes problemas de control de malezas”, en tanto la firma espera quedarse con una cuota del 10% del mercado de las semillas de soja en los próximos años, dijo BASF al responder preguntas por correo electrónico.

La soja representa aproximadamente la mitad de la producción brasileña total de granos y fibras. El organismo de agricultura del país, Conab, prevé que la cosecha de este año llegará a un récord de más de 100 millones de toneladas. Los agricultores ampliaron la siembra, impulsados por la depreciación del real frente al dólar, lo que hace que las exportaciones brasileñas sean más competitivas.

“Somos sumamente optimistas respecto de las perspectivas de la agricultura en Brasil, tanto en el corto plazo como en el largo”, dijo Mazzieri

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad