14 de marzo de 2016 13:30 PM
Imprimir

Comienza la temporada de barbechos otoñales

Es necesario potenciar al máximo la acción de los herbicidas para disminuir las repeticiones de los tratamientos durante el invierno.

El desafío de llevar adelante barbechos otoñales pasa por eliminar las malezas que se encuentran emergidas dentro de los cultivos de soja, maíz o girasol, de forma tal de poner los lotes a cero de malezas vivas y luego utilizar herbicidas con residualidad prolongada, pero que en términos generales no controlan correctamente malezas que ya emergieron. Este punto es importante en el manejo de estos productos, ya que la tolerancia de las malezas a los diferentes herbicidas que se observa en el campo, no sólo se debe a modificaciones de la susceptibilidad de las plantas a los diferentes productos, sino también a la repetición en su uso de forma errónea.

Respecto del barbecho, no todo es lo mismo, sino que depende del cultivo de cosecha gruesa del que provienen. No es lo mismo venir de un girasol, de un maíz de primera, de un maíz tardío o de una soja, ya que los tiempos de liberación de los lotes, las poblaciones de malezas predominantes y las condiciones reinantes al momento de las aplicaciones son completamente diferentes. Si hay algo común a todos los barbechos es que, dado el problema de resistencias y tolerancias, ya no es recomendable esperar a las primeras heladas para que ellas hagan su trabajo, dado que le estaríamos dando a las malezas una ventaja que luego es imposible de recortar.

Por lo tanto, se hace imprescindible sinergizar la acción de herbicidas de contacto y residuales, para maximizar la eficiencia de acción del producto. Los puntos que pueden alterar la correcta acción de estos productos son los siguientes:

· Calidad de aplicación, en cuanto a la regulación de los equipos aplicadores.
· Dureza del agua y tipo de cationes que predominan en ella.
· Condiciones ambientales predisponentes al momento de la aplicación, por temperatura y humedad relativa.
· Condiciones de crecimiento de las malezas.


Sobre el primero de los puntos, es responsabilidad del productor y el aplicador lograr el mejor trabajo posible. Sobre los tres puntos restantes, Basfoliar® Herbiplus es una herramienta fundamental para lograr corregir los excesos de Calcio y Magnesio que puedan estar presentes en el agua del caldo y lograr una activación en el crecimiento de las malezas que puedan estar latentes en cuanto a su desarrollo, dada las condiciones ambientales al momento del tratamiento.

Basfoliar® Herbiplus es un formulado de polvo soluble de alta velocidad de dilución en agua, que aporta Sulfato de Amonio de altísima pureza, gracias a su tecnología AS Advance, lo que confiere mayor velocidad de acción y traslocación. Por otra parte, baja el pH de la solución gracias a provocar la precipitación del Calcio y Magnesio presentes en el agua, evitando que estos se combinen con los herbicidas agregados en la solución, aumentando su eficiencia de acción.

Evaluaciones realizadas por COMPO® Expert muestran gran sinergia y alta afinidad con herbicidas de barbecho, entre los cuales se encuentran los siguientes principios activos: Glifosato, Glifosato 72 % WG, Dicamba, Graminicidas FOP y DIM% + Paraquat 27.60%. SA, Glufosinato de amonio 28% + Atrazina 90%DW, 2,4D 80% WG,

Fuente:

Publicidad