14 de marzo de 2016 13:38 PM
Imprimir

Bolivia ocupa el primer lugar en cría de llamas

Los ingresos económicos de las familias rurales dedicadas a la producción de camélidos lograron mejorar en alrededor del 60%.

Actualmente la producción de ganado camélido, entre llamas y alpacas, en el departamento de La Paz llega a 300 mil cabezas, por lo que a nivel latinoamericano Bolivia ocupa el primer lugar en la cría de estos animales, expresó a EL DIARIO el coordinador del Proyecto Camélido de la Gobernación paceña, Freddy Arisaca.

Los ingresos económicos de las familias rurales dedicadas a la producción de camélidos lograron mejorar en alrededor del 60%, gracias a la implementación de los proyectos camélidos.

Bolivia es el país que cuenta con la mayor cantidad de llamas en el mundo. Cerca de dos millones de animales existentes en la región son criados en pequeños rebaños familiares y alimentados exclusivamente en pastizales silvestres. Estos animales son parte de la estrategia de vida de las familias campesinas pobres.

La crianza de llamas data desde hace varios años atrás, los camélidos han sido, física y culturalmente, una característica distintiva de Bolivia y sobre todo de La Paz y Oruro. De las cuatro especies existentes de camélidos, dos han sido domesticadas: la llama y la alpaca.

Bolivia es el país que cuenta con la mayor cantidad de llamas en el mundo. Estos animales son parte de la estrategia de vida de las familias campesinas pobres. En ganado camélido son un medio de transporte, proporcionan carne, proporcionan el estiércol como fertilizante y combustible, la lana para la fabricación de ropa y otros artículos.

Las llamas no sólo tienen demanda nacional, sino también internacional, porque empresarios de países como China, Japón y Brasil, realizaron pedidos del producto boliviano.

Por otra parte, los productos artesanales como chompas, gorras, chalinas, entre otros, realizados con fibra de llama y alpaca, también son requeridos en Estados Unidos y Europa.

En Bolivia hay más de 56 mil familias campesinas dedicadas a la crianza de llamas y alpacas, en más de 100 municipios.

Los productores de 30 municipios mejoran sus ingresos en más de 60% gracias a la crianza de llamas, a la transformación de la fibra y a su carne, que hoy es comercializada en forma de embutidos y charque en el mercado interno; también se manufacturan prendas de vestir, marroquinería y se prevé su próxima venta al exterior.

El objetivo de los productores es generar ingresos adicionales y empleo para las familias dedicadas a la crianza de llamas en los municipios de La Paz, Oruro, Potosí y Cochabamba, que están por encima de los 3.000 metros de altitud, y donde hay una presencia importante de estos animales, explicó el coordinador del proyecto, Javier Delgado.

Las comunidades tenían elevados niveles de pobreza. Por los escasos ingresos generados con sus actividades agropecuarias se veían obligadas a emigrar.

Los diagnósticos en esta actividad muestran un manejo rústico, precario y poco eficiente de los camélidos, debido a los limitados servicios zoosanitarios. La escasa infraestructura productiva y los insuficientes servicios de asistencia técnica, por el momento dan lugar a una considerable morbimortalidad de los animales.

 

 


POTENCIALIDADES

– El potencial del Municipio de Comanche se encuentra en la actividad agropecuaria.

– Sin embargo, debido al riesgo climático, las organizaciones que promueven el desarrollo local trabajan en proyectos destinados al incremento de la producción de pasturas y forrajes, de modo que se asegure la nutrición del hato ganadero.

– Esas actividades incluyen la capacitación en el manejo y mejoramiento del ganado camélido, ovino y bovino; capacitación en sanidad animal para reducir las enfermedades; incremento de la producción de papa mediante la recuperación y conservación de la biodiversidad genética de plantas cultivadas; y la construcción de carpas solares para la producción de hortalizas.

Fuente: El Diario / - La Paz

Publicidad