15 de marzo de 2016 00:16 AM
Imprimir

Clonarán planta de uso cancerígeno para aumentar su compuesto terapéutico

Una investigación de la UNNE ajustó un protocolo para propagar Catharanthus roseus, una planta que posee compuestos que se usan para producir quimioterapéuticos de actividad anticancerígena. Estos compuestos se encuentran en el material vegetal en muy pequeña proporción, y su purificación es difícil, lo que los hace muy costosos y justifica su estudio. La Catharanthus […]

Una investigación de la UNNE ajustó un protocolo para propagar Catharanthus roseus, una planta que posee compuestos que se usan para producir quimioterapéuticos de actividad anticancerígena. Estos compuestos se encuentran en el material vegetal en muy pequeña proporción, y su purificación es difícil, lo que los hace muy costosos y justifica su estudio.

La Catharanthus roseus (L.) es una planta muy apreciada por ser una fuente de alcaloides utilizados como quimioterapéuticos, de actividad anticancerígena.

Si bien la planta produce más de 200 tipos de alcaloides, dos revisten especial importancia: la vinblastina, utilizada principalmente en el tratamiento del mal de Hodgkin, así como también para tratar neuroblastomas, cáncer de mamas y pulmones; y la vincristina, empleada para tratar la leucemia infantil aguda y leucemia linfocítica.

 

LA INVESTIGACION
LA PLANTA PROPORCIONA LA VINBLASTINA, UTILIZADA PRINCIPALMENTE EN EL TRATAMIENTO DEL MAL DE HODGKIN 

El alto costo de estos compuestos se debe a que se encuentran en concentraciones muy bajas en la planta (alrededor de 0,0005 % del peso seco del vegetal), y a que su extracción se lleva a cabo en presencia de centenas de compuestos de propiedades físicas y químicas similares. Se requiere media tonelada de hojas secas de C. roseus para la obtención de 1 gramo de vinblastina, mientras que para producir 1 kilogramo de vincristina son utilizados 530 kg.

Actualmente, en la provincia de Corrientes, se producen plantines de Catharanthus roseus a partir de semillas, método natural que presenta como desventaja la desuniformidad en el material genético, debido a que en el cruzamiento para la reproducción de la planta se pueden perder caracteres buenos para la generación de los alcaloides buscados.

Por ello, con el objetivo de obtener un stand de plantas homogéneo, y que pueda ser cosechado en el momento adecuado, una investigación de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE buscó establecer un sistema de clonación de estas plantas apto para la región, sabiendo que la clonación permite multiplicar especies con las mismas características genéticas.

La vinblastina se utiliza para tratar el mal de Hodgkin, neuroblastomas, cáncer de mamas y pulmones; y la vincristina, empleada para tratar la leucemia infantil aguda y leucemia linfocítica

“Se logró elaborar un protocolo muy simple y económico de propagación vegetativa de Catharanthus roseus, que permite obtener especímenes idénticos al material de partida” explicaron la ingeniera agrónoma Pamela Maia Dirchwolf, autora de la investigación, y la magíster María Andrea Schroeder, directora del proyecto.

Las investigadoras comentaron que actualmente se producen y cosechan plantas con mucha diversidad en cuanto a concentración de los alcaloides. Pero si se logra identificar una planta “tipo” con alta concentración de los alcaloides buscados, vinblastina y vincristina, se la podría multiplicar a través de la técnica de propagación ajustada en la UNNE. Así, se lograría mejorar la producción de estos alcaloides al multiplicarse los ejemplares más óptimos.

La ingeniera agrónoma Dirchwolf explicó que el éxito en el enraizamiento de una estaca depende de factores internos como la edad de la planta madre o la posición de la estaca en el tallo, y de factores externos como el sustrato, y la posible necesidad de aplicación de promotores de desarrollo radical; lo que se tuvo en consideración al realizar la investigación.

Fuente: Epoca - Corrientes

Publicidad